Actualidad

Victoria Beckham cancela sus desfiles en Nueva York: su empresa, en números rojos

La esposa de David Beckahm ha confesado que su firma está en números rojos. La pandemia ha pasado factura al negocio textil de Victoria Beckham, que ha cancelado su presencia en la próxima Semana de la Moda de Nueva York, en septiembre: "Si soy realmente sincera, la pandemia ha afectado a mi negocio. ¿Estamos en posición de gastar todo ese dinero en un show? No", ha dicho.

La ex Spice Girl se muestra optimista pero realista con respecto a la grave situación económica que atraviesa: "Soy afortunada de tener mi negocio todavía, pero hacer desfiles cuesta mucho dinero". La diseñadora cree que la mejor forma de mostrar moda es un desfile: "Es difícil encontrar un modo de ganarle a eso. Hemos intentado lo mejor que hemos podido mostrarlo de una manera digital, pero es difícil", se ha lamentado. "Los grandes desfiles todavía están ahí para las grandes casa, los graban y los cuelgan en sus redes sociales, y eso es genial, pero las marcas pequeñas no pueden".

Lea también: David Beckham se mete en el negocio de la marihuana

Victoria, que espera que la situación sanitaria mejore en los próximos meses, está buscando formas de reinventarse: "Tendremos que encontrar formas más creativas de llamar la atención". Así, está planteándose volver a los inicios de la moda y sus primeros desfiles y mostrar su nueva colección con solo dos modelos y diez vestidos.

Una fortuna de 800 millones

La pandemia por coronavirus ha supuesto la estocada letal a la firma de Victoria Beckham, que ya arrojaba importantes pérdidas en el ejercicio de 2019. Según el Daily Mail, la firma perdió más de 13,65 millones de euros. La situación era crítica y la diseñadora solicitó ayudas estatales que generaron una gran polémica, pues la fortuna de los Beckham se estima en unos 800 millones de euros.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.