Actualidad

La 'hija' de Torrente triunfa como youtuber y escritora de novelas infantiles

Martina D'Antiochia saltó a la fama por su papel de hija mayor de Santiago Segura en la exitosa película Padre no hay más que uno. La actriz, nacida hace 16 años en Marbella, se puso en la piel de una adolescente un tanto rebelde y pegada al móvil durante la época del pavo. 

Pese a su temprana edad, Martina no solo se dedica al mundo de la interpretación, sino que también es una estrella en Youtube, donde cuenta con más de cuatro millones de suscriptores. En dicha plataforma hace de todo: cocina, escribe, enseña detalles de su día a día, muestra cómo decora su habitación, sus vacaciones,...

Todo ello lo compagina con la carrera que se está labrando como escritora. Y es que Martina es la creadora de la saga de aventuras La diversión de Martina, cuyo último libro, el décimo, fue lanzado hace unos meses con gran éxito entre el público infantil.

A raíz de esta gran acogida, la joven se ha animado a probar suerte como autora para lectores adolescentes con Nadie como él, de la editorial Montena. Se trata de la primera novela de una trilogía en la que el próximo 20 de mayo sacará la segunda entrega, Nadie como ella.

Martina no se pone límites. La joven también sacó un disco hace año y medio y confiesa a El Periódico de Cataluña que quiere estudiar una carrera, "pero que seguro no será de ciencias". Eso sí, su sueño es escribir, dirigir y actuar en su propia película, siguiendo el ejemplo de su padre en la ficción, Santiago Segura: "Cuando lo veía en el rodaje de 'Padre no hay más que uno' pensaba: ese es el ejemplo que quiero seguir", sentencia.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.