Actualidad

J.J. Abrams vende su impresionante mansión de Los Angeles por 18,3 millones de euros

J.J. Abrams es uno de los directores y productores más importantes de la historia del cine con éxitos como Armageddon, A propósito de Henry o Misión Imposible, entre otros. Su colosal carrera le ha llevado a ser uno de los cineastas mejor pagados del mundo, con ingresos de más de 30 millones de euros al año.

Además, J.J. Abrams cuenta con un ingente patrimonio, en el que destaca su mansión de Pacific Palisades, barrio residencial situado entre las montañas de Santa Mónica, en California, que el productor acaba de poner a la venta por 18,3 millones de euros.

Abrams y su mujer, Katie McGrath, adquirieron la casa en 2014 por 12 millones de euros y llevaron a cabo un gran proceso de reforma. La propiedad cuenta con una finca de 2.500 metros cuadrados y protege a sus inquilinos de miradas ajenas al estar oculta por altos setos y enormes portones.

La mansión, de 690 m2 y dividida en dos pisos, cuenta con suelos de madera de ébano. Consta de cinco dormitorios, cuatro baños y tres tocadores. Además, hay una sala para obras de arte, un despacho y un cuarto para asistentes o invitados. En lo que respecta al exterior de la vivienda, los propietarios disponen de instalaciones recreativas, piscina climatizada con spa y zona de barbacoa.

El barrio en el que se encuentra la casa tiene vistas al mar y un vecindario de auténtico lujo, con residentes de la talla de Steven Spielberg, Matt Damon, Matthew Perry, Adam Levine o Tyra Banks. Allí también vivieron Jennifer Garner y Ben Affleck cuando estaban casados.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.