Actualidad

Isa Pantoja suspende su boda en Marruecos con Asraf Beno pero anuncia que se casarán por lo civil en Madrid

Isa Pantoja no podrá cumplir su sueño de jurar amor eterno a su prometido, Asraf Beno, en Marrakech (Marruecos), tierra natal del modelo. La situación sanitaria por el Covid-19 ha echado al traste sus planes, obligándoles así a cancelar su boda, prevista para este mismo verano.

Ella misma ha expresado su tristeza por la decisión: "Es imposible poder organizar nada en estas circunstancias. Creíamos que para junio iba a estar todo más controlado pero no es así y con este panorama hemos decidido posponerlo. En un momento dado le comenté a Asraf que podríamos hacerlo en julio, pero los meses de verano no sabemos qué va a pasar y además hace demasiado calor", ha declarado.

Eso sí, la hija de Isabel Pantoja no pierde la esperanza: "Seguramente será para septiembre u octubre, pero la idea sigue siendo celebrar nuestra boda en Marrakech con todos los amigos y la enorme familia de Asraf", ha alegado la joven, que ha reconocido que sí habrá "sí quiero", pero será en Madrid.

"Lo que no quiero cambiar es nuestra boda civil en Madrid. En cuanto Asraf organice un tema de papeles nos casaremos. Supongo que será en junio aunque aún no hemos solicitado la fecha por ese papeleo", ha explicado Isa, que probablemente venderá la exclusiva del enlace a alguna conocida publicación.

Lea también - Kiko Rivera, destrozado tras la última jugarreta de su madre, Isabel Pantoja: "Me parece un cachondeo"

La boda de Isa podría ser un nuevo motivo de crisis en la familia, ya que no está previsto que acuda su madre. De hecho, la relación entre ambas parece estar herida de muerte, según confirmó ella misma este lunes en El programa de Ana Rosa, donde confesó que no tiene noticias de la tonadillera y que tampoco la felicitó este fin de semana por el Día de la Madre.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.