Actualidad

Los 100 días de Kamala Harris, la primera vicepresidenta de EEUU: más que estilo y alabada por el 53% de los estadounidenses

Kamala Harris fue determinante para alentar el voto demócrata en las pasadas elecciones estadounidenses del 3 de noviembre, en las que Joe Biden finalmente le ganó la tensa partida a Donald Trump. Tras 100 días en el cargo, la prensa internacional y los ciudadanos valoran de forma positiva la evolución del nuevo Gobierno.

Tanto es así que una encuesta de CNN señala que el 53% de los ciudadanos aprueban el trabajo de los dos hasta el día de hoy. Especialmente están satisfechos por sus decisiones contra la pandemia del Covid-19 y sus medidas económicas en este momento tan complicado a nivel mundial. Tan solo un 37% desaprueba a Harris mientras que el 43% a Biden. 

"Estoy convencido de que gran parte del éxito de Biden nunca habría sucedido sin la vicepresidenta Kamala Harris a su lado", señala la columnista Erika D. Smith en Los Angeles Times. Destaca que "como hija de inmigrantes, así como la primera mujer, la primera persona negra y la primera persona del sur de Asia en ocupar el puesto, Harris ha resultado ser la política adecuado, en la posición adecuada, en el momento tumultuoso adecuado de la historia de Estados Unidos". 

Lea tambiénLa hijastra de Kamala Harris debuta como modelo en la New York Fashion Week

Kamala es una fiel defensora del feminismo, algo que dejó claro en la toma de posesión del pasado mes de enero, gracias a la acertada vestimenta morada que eligió para la ocasión. Harris, como no podía ser de otro modo, también ha entrado en la Casa Blanca para luchar contra el racismo de las calles y las instituciones.

"Este veredicto nos lleva un paso más cerca (de esa justicia igualitaria). Pero el hecho es que tenemos trabajo por hacer. Todavía debemos reformar el sistema (...) Eso no sería una panacea para todos los problemas, pero sí un comienzo", expresó orgullosa hace unos días tras conocerse la sentencia contra Derek Chauvin, el ex policía que asesinó a George Floyd.

Éxito en la política y en el amor

Kamala está profundamente enamorada de su marido, el abogado Douglas Emhoff (54). Ambos se conocieron en una cita a ciegas organizada por un amigo y tan solo un año después, en marzo de 2014, Emhoff le pidió matrimonio en el apartamento californiano de la política. Meses después, el 22 de agosto se dieron el 'sí, quiero' en Santa Bárbara.

Se trataba de la primera vez que Harris unía su vida a la de un hombre, aunque para Douglas fue su segunda boda. Anteriormente estuvo casado con una mujer cuya identidad no ha trascendido y con la que tuvo a sus dos hijos, Cole y Ella. La prensa internacional cuenta que estos dos jóvenes universitarios mantienen una espléndida relación con Harris, a la que, según Vogue, llaman S-Mamala en la intimidad de su hogar.

El estilo de Kamala Harris

Aunque en lo referente a estilo las miradas se centran en Jill Biden, que por el momento ha lucido firmas más austeras que su predecesora, Melania Trump, algunos estilismos de la vicepresidenta no pasan para nada desapercibidos. Lo cierto es que no siempre ha recibido críticas positivas. 

Especialmente durante las primeras semanas de su mandato, en febrero, cuando recibió comentarios negativos por vestir de Dolce & Gabbana en varias ocasiones, como el día de su vacunación. La firma italiana ha sido tachada de racista en varias ocasiones por su falta de diversidad. Además, esta firma fue una de las favoritas de Melania Trump durante su rol de primera dama. 

No obstante, no todo ha sido negro. Su histórico look durante la toma de posesión de Joe Biden el pasado mes de enero ya ha pasado a la historia como uno de los más aplaudidos. Especialmente por el color feminista y empoderante que eligió.

Lea también - Ola de críticas a Vogue por aclarar la piel de Kamala Harris: la vicepresidenta electa, indignada

También despertó comentarios positivos el atuendo que escogió meses antes, el 7 de noviembre, cuando Joe Biden confirmó que sería su vicepresidenta. Para esta ocasión apostó por un traje sastre de color blanco firmado por Carolina Herrera. Al igual que el morado, el blanco es un color significativo en el feminismo y el movimiento sufragista del siglo XX. 

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin