Actualidad

Los duques de Cambridge y su plan rural: ovejas, tractores y golf

Los miembros de la familia Windsor retoman poco a poco la normalidad tras la pérdida del patriarca, el príncipe Felipe de Edimburgo. Este martes, mientras la reina Isabel II atendía una audiencia virtual, Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton viajaron al condado de Durham para visitar una granja y una organización benéfica.

Vestidos con ropa informal, los duques de Cambrigde se han divertido mucho en el entorno rural, donde han demostrado que se manejan bastante bien: les han dado de comer a las ovejas e incluso se han atrevido a conducir uno de los enormes tractores del campo. Después, la pareja ha visitado la organización benéfica Cheesy Waffles Project, donde han pasado un rato muy divertido jugando al golf.

Las imágenes muestran a una pareja relajada y alejada de las preocupaciones de las últimas semanas. Y es que, según han publicado medios británicos, no habrá reconciliación entre Guillermo y Harry (tras un supuesto acercamiento de los hermanos en el funeral de su abuelo). Al parecer, el duque de Cambridge está furioso con Meghan Markle por haber dejado en una posición tan delicada a su esposa, a la que acusó de no haberla tratado bien y haberla hecho llorar durante su entrevista con Oprah Winfrey.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.