Actualidad

Ana Rosa Quintana sufrió amenazas en el pasado: "Tuve a una persona de seguridad durmiendo en el sofá de mi casa", confiesa

Ana Rosa Quintana, con motivo de las amenazas a políticos como Pablo Iglesias, Reyes Maroto o Fernando Grande-Marlaska, ha confesado que ella también vivió una situación similar en el pasado.

Lea también - Ana Rosa Quintana estalla contra Antonio David por tratar de vender la agresión de su hija a Rocío Carrasco: "Es repugnante"

Así las cosas, ha explicado este martes que tuvo que tomar medidas por su cuenta para protegerse: "Hace un tiempo, bastante, tuve que tener a una persona de seguridad durmiendo en el sofá de mi casa, en el salón".

Además, ha confesado que es la primera vez que lo cuenta: "No se lo he dicho a nadie". Después, ha reiterado que este episodio ocurrió tiempo atrás: "Fue hace mucho tiempo, no es de ahora". A continuación, ha aclarado que tomó medidas legales: "La Policía sabe lo que tiene que hacer. Tú vas a la Policía y te dicen: 'Tranquilidad, déjanos investigar'. Y ya está".

Al arranque de su programa, Ana Rosa ha dejado claro que desde su espacio condenan todo tipo de amenazas: "Primero fueron unas balas y ahora una navaja ensangrentada, ¿qué será lo próximo en este thriller en el que se ha convertido la campaña de Madrid? (...) Condenamos sin fisuras las amenazas a políticos".

Por otro lado, ha criticado la actitud de ciertos políticos: "Detrás del envío de la navaja no había ningún grupo fascista, era un hombre con una enfermedad mental que había puesto su nombre en el remite", ha apuntado la presentadora.

Lea también - Ana Rosa Quintana planta cara a todo Telecinco para defender a Rocío Flores: "Yo sí te creo"

"Lo que vimos ayer fue muy grave, utilizar a una persona con esquizofrenia para hacer campaña. Primero fue la teatralización de Lastra con el 'no pasarán' de la Guerra Civil, luego el llanto de Yolanda Díaz en la tele. No habíamos visto llorar a nadie del Gobierno ni cuando morían 900 personas al día...", ha dicho Quintana.

"La ministra Maroto exhibía las amenazas de una persona con una enfermedad mental en tres mítines en un solo día. Confundir un trastorno con el fascismo es una forma de estigmatizar", ha añadido.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin