Actualidad

Diego Matamoros y Carla Barber, en crisis: él se ha ido de casa y hacen vidas por separado

La relación entre Diego Matamoros y Carla Barber atraviesa una grave crisis que podría desembocar en ruptura tras casi un año de amor. La situación es tan extrema que el hijo de Kiko Matamoros ha abandonado la casa de su novia, en pleno centro de Madrid, y se ha trasladado a su vivienda, en una exclusiva urbanización de la localidad madrileña de Boadilla del Monte.

Ambos han decidido tomarse un tiempo a la espera de cómo evoluciona su relación, según cuenta El Español. Se trata de una crisis muy parecida a la que vivieron el pasado mes de septiembre, cuando algunos aseguraron que lo habían dejado, pero tan solo era un margen para pensar en su relación.

Lea también - Carla Barber se desnuda en su escapada romántica con Diego Matamoros

Fuentes cercanas a ellos aseguran que no es un punto y final, sino una importante crisis que ha llevado a Diego a coger sus cosas y dejar la casa de su novia. Ella se ha quedado con Togo, el perro que comparte con Matamoros. Por el momento, Diego y Carla tiran de normalidad en Instagram, aunque hace tiempo que no suben publicaciones juntos, algo que ha alertado a sus miles de seguidores de la red social.

Mientras se define el futuro de su amor, Carla permanece centrada en su trabajo en la clínica de medicina estética a la que da nombre. Diego, por su parte, se ha matriculado en un Máster de Decoración e Interiorismo 3D en la Escuela Madrileña de Decoración, un curso que cuesta 3.600 euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin