Actualidad

La princesa Leonor brilla con un abrigo de su madre y la infanta Sofía luce su vestido más rompedor en Cartagena

Este jueves los reyes Felipe VI y doña Letizia han puesto rumbo a Cartagena con sus dos hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía. Se trata de un día muy importante para la heredera al trono, ya que es la encargada de amadrinar el puntero submarino S-81, que coloca a España en la vanguardia de la construcción naval.

Lea tambiénLa princesa Leonor bautiza el primer submarino '100% español' con el apoyo de sus padres y la infanta Sofía

A su llegada, los cuatro han saludado a los embajadores en España de Marruecos, India, Grecia, Australia y Canadá. También a las autoridades españolas que participan en el acto. A continuación, ha comenzado la ceremonia de su puesta a flote.

Se trata del primer acto en el que coinciden la princesa Leonor y la infanta Sofía en lo que va de año. Ambas han optado por atuendos de estreno. Leonor ha lucido un vestido de Zara en tweed de 29,95 euros.

Lo ha combinado con abrigo blanco de Adolfo Domínguez que pertenece a su madre. Se ha subido en unas bailarinas rojas de punta con lazo dejando atrás los tacones a los que ya nos tenía acostumbrados. Además, ha lucido un nuevo peinado, una melena más corta y semirrecogida.

Por parte de su hermana, la infanta Sofía se ha enfundado en un favorecedor diseño de color rojo con elegantes bordados y manga abullonada. Un modelo low cost de la colección anterior de Sfera, que salió al mercado con un precio de 26 euros. Lo ha combinado con bailarinas sin talón en negro.

Este ha sido el primer compromiso de Leonor desde que el pasado 24 de marzo debutara en solitario. Hay que recordar que presidió el 30º aniversario de la creación del Instituo Cervantes de Madrid con gran soltura, al mismo tiempo que recibió el apoyo de los monárquicos que la esperaban a la entrada.

Lea tambiénLa infanta Sofía recibirá formación militar como su hermana Leonor a pesar de no ser la heredera al trono

Leonor tendrá la importante labor de romper la botella de champán contra la proa de este submarino insignia, que se sitúa como uno de los más avanzados del mundo. Será la encargada de bautizar el submarino, que tendrá a partir de ahora el nombre de Isaac Peral por el científico y militar español que en 1.888 inventó el primer submarino militar a nivel mundial.

El acto de este jueves es de suma importancia, ya que este buque coloca a España en lo más alto de la construcción naval a nivel mundial gracias a sus avances tecnológicos y su capacidad industrial. Aunque la ceremonia inaugural tiene lugar ahora, está previsto que a principios de 2022 realice su primera navegación tras meses de pruebas. Si todo sale como es previsto, en 2023 se entregará finalmente a la Armada Española.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin