Actualidad

El príncipe Andrés, tentado para someterse a un polígrafo por siete millones de dólares: ¿contará su verdad sobre Epstein?

El príncipe Andrés es uno de los mayores quebraderos de cabeza para Isabel II desde que se destapara su supuesta vinculación con el pedófilo Jeffrey Epstein. Ahora y tras abandonar sus deberes reales a finales de 2019, le han ofrecido siete millones de dólares en Estados Unidos para someterse al polígrafo.

Tal y como cuenta Page Six, el periodista de investigación Ian Halperin está tanteando al hermano del príncipe Carlos con 5 millones de libras esterlinas (alrededor de 7 millones de dólares) "para que se sincere y se someta a una prueba de polígrafo con un examinador de polígrafo líder en el mundo".

"Le estoy dando a Andrés la oportunidad de finalmente limpiar su nombre", añade. Halperin forma "parte de un grupo de inversión global para detener el tráfico sexual de niños" y también escribió el libro Sex, Lies and Dirty Money By The World's Powerful Elite (Sexo, mentiras y dinero sucio en el poderoso mundo de la élite), en el que calificó al hijo de Isabel II de "adicto al sexo".

"Guillermo es visto como material real, al igual que Carlos, mientras que él y Harry eran los chicos malos... Esto lo llevó a su estilo de vida de playboy. No estaba recibiendo atención; le hizo sentir especial tener a estas hermosas mujeres en su cama", escribió en la mencionada publicación. 

En dicho libro, el periodista también dictó sentencia contra el príncipe Andrés, aunque no encontró evidencias de que mantuviera relaciones íntimas con mujeres menores edad: "No hay duda de que Epstein le proporcionó niñas a Andrés, y esa fue la razón por la que eran amigos".

Lea tambiénLa gran coartada del príncipe Andrés se tambalea por culpa de su hija, Beatriz de York

El nombre del duque de York está en entredicho por su presunta vinculación con el caso del pedófilo Jeffrey Epstein, que reclutaba a mujeres jóvenes y menores de edad para obligarlas a mantener relaciones sexuales con él y con sus poderosos amigos.

El duque renunció a sus cargos dentro de la realeza en noviembre de 2019, alentado tanto por la reina Isabel como su hermano, el príncipe Carlos, en un amago de calmar las aguas. Su renuncia llegó después de que concediera una polémica entrevista a la BBC, en la que lejos de limpiar su imagen la ensució todavía más. 

Lea también El príncipe Andrés, acorralado: la presiones para que declare por su vinculación con Jeffrey Epstein aumentan

A fines de 2019, el ex marido de Sarah Ferguson emitió un comunicado en el que se mostraba dispuesto a colaborar con las autoridades estadounidenses para esclarecer la investigación de Epstein, que fue hallado muerto el 10 de agosto de 2019 en su celda. Los agentes del FBI y los fiscales federales en Nueva York contactaron con su equipo legal para entrevistarlo, aunque supuestamente no hubo respuesta por parte del duque.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.