Actualidad

Guillermo se reúne con Harry en el funeral pero separado de su hermano mientras caminan tras el ataúd de su abuelo

El cortejo fúnebre que traslada el cuerpo sin vida del duque de Edimburgo arrancó este sábado a las 13.41 GMT desde el castillo de Windsor en dirección a la capilla de San Jorge, donde se oficia la ceremonia por el consorte de la reina Isabel II, fallecido el pasado día 9 a los 99 años.

El vehículo híbrido en el que se traslada el ataúd del príncipe Felipe, un todoterreno Land Rover verde diseñado por él mismo, inició la procesión flanqueado por nueve representantes de diferentes regimientos militares, con los que el esposo de la monarca estuvo vinculado, y seguido por sus cuatro hijos, Carlos, Eduardo, Ana y Andrés.

Por su parte, la soberana se desplazó en su propio automóvil, un Bentley, junto con una dama de compañía, hacia el templo de estilo gótico, donde la ceremonia contará solo con 30 invitados debido a la pandemia aunque será difundida en directo por televisión.

Se ha visto cómo el príncipe Guillermo se reunía con Harry en el funeral pero el duque de Cambridge va separado de su hermano por su primo Peter Philips, hijo de la princesa Peter Philips iba en medio como estaba mientras caminaban detrás del ataúd del duque de Edimburgo.

Es la primera vez los hermanos, muy distanciados, se ven en persona desde hace más de un año. Los príncipes no han estado hombro con hombro detrás del ataúd sino estarán a ambos lados de Peter Phillips.

Guillermo se ha adelantado a Harry cuando el ataúd ha sido trasladado a la Capilla de San Jorge mientras toman asiento. La última vez que se vieron cara a cara fue en un servicio de la Commonwealth en la Abadía de Westminster en marzo de 2020.

Antes del funeral, los duques de Cambridge se han dejado ver con mascarillas cuando salían del Palacio de Kensington, en el oeste de Londres, en la parte trasera de un vehículo antes de empezar a recorrer los 32 kilómetros que separan de Windsor para el funeral.

Guillermo, de 38 años, y Harry, de 36, se encuentran entre los nueve miembros de la Familia Real que caminan detrás del ataúd tde su abuelo esta tarde, dejando la entrada del Soberano en el Castillo de Windsor.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.