Actualidad

El miedo siberiano de David Bustamante le afecta al sexo

A la familia siberiana de Yana Olina no le gustan las algarabías del mundo del espectáculo. Y menos que el novio de la bailarina, el cantante David Bustamante, realice alardes sexuales en televisión, tal y como sucedió esta semana en la entrevista que mantuvo con Broncano en La resistencia.

Busta lo sabe y estuvo precavido, no dio detalles de sus juegos en la cama con su chica, pero sí confesó que es de goce diario. No es una obsesión el sexo, pero sí una necesidad, y a fogoso no le gana casi nadie. Poderío y ganas, que dirían los más castizos.

Desde las frías tierras siberianas le llega la "prohibición" de su suegro, todo un carácter por lo que cuentan en el entorno de David, de que cuente intimidades con su hija. Es de la vieja escuela, de tradición discreta y antigua. Por eso, su yerno español se corta, y mucho, a la hora de presumir de su potencia sexual.

Preguntado por David Broncano sobre la frecuencia de sus relaciones sexuales, el artista fue precavido: "No puedo decir cuánto por una sencilla razón. Mi suegro es ruso, de Siberia, y soy alérgico Kaláshnikov (AK-47). De los que han venido aquí son muy flojitos... Soy una persona de diario", dijo.

El miedo siberiano, quieras que no, impone. Y Bustamante prefiere mantener buena relación con los Olina. Aunque sea desde miles de kilómetros de distancia.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.