Actualidad

Coquinas, boquerones y papas bravas 'convierten' a Lydia Bosch en abuela

Falsa alarma. Andrea Molina desmiente a todos los medios de comunicación que le encasquetan un embarazo. La hija de Lydia Bosch y Micky Molina, ha salido al paso de los rumores con una graciosa respuesta.

"A ver cómo le digo a mi chico que lo que tengo en la barriga es un plató de boquerones, otro de coquinas, una ración de patatas bravas y media de gambas (...) Embarazo desmentido", escribió guasona en redes este miércoles.  

Lea también - Lydia Bosch comienza el tratamiento contra el cáncer: "Cuando escuché la palabra noté cómo los ojos empezaban a humedecerse"

Resulta que Andrea, o Andy, como se hace llamar en las redes sociales, acababa de celebrar una comilona con un grupo de amigos y se pegó tal atracón que soltó la broma de que estaba embarazada. Muy cerca, un paparazzi le hizo unas fotos mientras se tocaba la tripa y bromeaba con la posibilidad de traer un hijo al mundo.

Lea también - Lydia Bosch confiesa que padece cáncer de piel: "Tenemos que tomar conciencia"

Por su parte, Lydia se unió a la broma con un mensaje divertido: "Y ahora qué hago yo con toda la ropita de bebé que he comprado...", escribió la actriz en el muro de los comentarios.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.