Actualidad

Rocío Carrasco cuenta cómo "la semilla del mal" implantada en Rocío Flores germinó: "Parecía que no tenía nada de mí"

La muerte de Rocío Jurado supuso un antes y un después en en la familia Mohedano Jurado y también en la relación de Rocío Carrasco con sus dos hijos, Rocío Flores y David. En el capítulo siete de su docudrama, Rociito desveló un amargo y determinante episodio que supuestamente vivió con su pequeña.

Lea también - Rocío Carrasco desvela por qué no se habla con sus hermanos y ataca a José Ortega Cano: "No quiero que pertenezca a mi vida"

La mujer de Fidel Albiac pasó cuatro meses sin ver a sus niños porque no se separó del lado de su madre mientras luchaba contra el cáncer fuera de nuestras fronteras. A su regreso a España tras la muerte de La más grande se reencontró con sus hijos. Contó que vio que algo había cambiado en ellos, debido a una inquietante pregunta de la pequeña Rocío. 

"Llevaba cuatro meses sin verle y de repente escuché el timbre y eran ellos. David vino corriendo empezó a darme besos 'Mamá no llores'. Tenía siete años, me secaba las lágrimas y entonces viene Rocío, que tenía 9 años, se sentó en las escaleras y se quedó mirándome y me dijo '¿Mamá ahora qué va a pasar con las casas de Miami?'", recordó sin poder contener la emoción. 

Una pregunta que según ella no esperaba en absoluto y que le hizo reflexionar: "En ese momento yo supe que todo había cambiado y que esa semilla del mal que yo siempre he dicho que habían implantado en ella había terminado germinando y estaba floreciendo", aseguró.

Lea también - Rocío Carrasco se planteó "no seguir luchando por sus hijos" tras un "estado de pánico": los motivos de la custodia compartida

Tras esto, Rociito se rompió en dos y sacó una conclusión en claro: "Empecé a llorar como una niña pequeña cuando escuché esa frase de una niña de 9 años que se acaba de morir su abuela, que su madre está destrozada, pero ella venía con una lección aprendida. Me di cuenta que había un antes y un después en esa niña que la había parido yo, pero que parecía que no tenía nada de mí".

Momentos antes, desveló cómo era la buena relación que tenía con sus hijos antes de este episodio: "Yo hacía una vida muy normal con ellos, me gustaba jugar con ellos cuando eran un poco más grandes (...) Era la época de la goma y de la comba, y yo me ponía en el parque a jugar con ellas (...) Pero eso tardó muy poco tiempo... desgraciadamente, en desaparecer (...) Mi vínculo con los dos es fortísimo hasta que mi madre fallece", sentenció al respecto.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin