Actualidad

Emily Ratajkowski presume de cuerpazo en ropa interior un mes después de ser madre y las redes alucinan

Emily Ratajkowski (29) se convirtió en madre de un niño llamado Sylvester Apollo Bear junto a su marido, Sebastian Bear-McClard (33), el pasado 8 de marzo. Poco más de un mes después del parto, la supermodelo ha presumido de tipazo en las redes, sorprendiendo a todos por su increíble recuperación en tiempo récord.

La joven ha publicado varias imágenes y vídeos en los que aparece mostrando su cuidada figura mientras luce  conjuntos muy sensuales de ropa interior. Emily incluso enseña sus abdominales planos en el espejo antes de darse la vuelta y presumir de trasero.

En otro de los vídeos, Ratajkowski está acostada en la cama, con su cabello extendido sobre las sábanas y luciendo escotazo y collar de diamantes con el nombre de su hijo. Mientras tanto, suena de fondo Montero (Call Me By Your Name), tema del rapero de Lil Nas X.

Lea también - La tierna fotografía de Emily Ratajkowski dando el pecho a su recién nacido

Las publicaciones han dejado perpleja a Chiara Ferragni, que le ha planteado la misma duda que tenemos todos al ver los post de la modelo. "Chica, ¿cómo puedes tener ese cuerpo después de tener un bebé?".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.