Actualidad

Las "inquietantes" llamadas a Raquel Mosquera tras la muerte de Pedro Carrasco: "Se escuchaba una respiración"

Raquel Mosquera es una de las personas que Rocío Carrasco señala en su docudrama por fascículos. Rociito aseguró que para ella la peluquera no existe e insinuó que fue responsable de no entregarle las pertenencias de su padre tras morir. Tras sus palabras, Raquel estalló con un contundente mensaje contra ella.

Lea tambiénRaquel Mosquera estalla contra Rocío Carrasco y dice que mancha la imagen de su padre

Aunque Rocío ha roto su silencio ahora, Mosquera lleva años hablando de su historia con el boxeador y de los problemas que surgieron con su 'hijastra'. La revista Semana ha rescatado una entrevista con ella de 2016. Raquel contó que, durante el tiempo que estuvo viviendo sola en el piso de El Paseo de la Habana en Madrid tras la muerte de Pedro Carrasco, le sucedieron cosas inquietantes.

"Por las noches recibía unas llamadas inquietantes: nadie respondía, solo se escuchaba una respiración. Desde luego no era lo más conveniente para mí y lo denuncié en comisaria, pero las llamadas se cortaban antes de poder localizarlas", aseguró entonces.

No obstante, no señaló explícitamente a ningún responsable: "Ignoro quién las haría, si sería alguien que quisiera crearme inquietud y confieso que llegó a conseguirlo, dado como yo me encontraba, psicológicamente frágil y en tratamiento". A raíz de ese año y medio sin Pedro y motivada por las inquietantes llamadas, decidió abandonar el piso en el que vivió con él. Un paso que le costó dar porque suponía "cortar" su vida con él.

Así las cosas, contó cómo barajó la posibilidad de comprarse otra vivienda y dejarle el piso libre a Rocío Carrasco: "Empecé a plantearme la posibilidad de irme, porque iba a tener que salir en poco tiempo, según en lo estipulado, que no hubiera sido tan poco, sino diez años más de haber hecho lo correcto y las cosas bien. Me decidí al saber por mi amiga María que al lado de su casa se quedaba un chalet a muy buen precio, que vendía una pareja que se separaba. Lo compré y el piso de La Habana así se quedaba libre para que su dueña, Rocío Carrasco, hiciera uso de él. Nunca, en ningún momento, se alquiló el piso de Pedro", recordó.

Lea también - El desaire de Rocío Carrasco a Raquel Mosquera el día que se conocieron: "Se estuvo guaseando", según la peluquera

Por último, desveló que Rocío Carrasco le dijo que quería esta vivienda para sus dos hijos, Rocío y David, aunque finalmente lo vendió: "Me sentí como una auténtica idiota y me cogí una rabieta porque llegué a creer que lo quería para ellos", sentenció al respecto.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin