Actualidad

Fidel Albiac preguntaba por la herencia de Rocío Jurado cuando ella aún luchaba contra el cáncer en Houston

En pleno huracán mediático, Rocío Carrasco cuenta con el apoyo de Fidel Albiac, quien dicen ha sido la cabeza pensante del docudrama en el que la hija de La más grande confiesa los supuestos malos tratos que vivió de manos de Antonio David Flores. Lo cierto es que a lo largo de estos años, la relación de Rociito con su actual marido también se ha mirado con lupa y él se ha colocado en el centro de todas las críticas.

Lea tambiénRocío Mestre, exnovia de Fidel Albiac traicionada por Rocío Carrasco, toma acciones legales contra la hija de Rocío Jurado

Este lunes, en Sálvame, comentaron un fragmento de la entrevista por fascículos que se emitirá el próximo miércoles. En el, la hija de Pedro Carrasco habla emocionada de la muerte de su madre. 

"Se fue. Se iba el otro trozo que me quedaba. Todo el mundo lloraba a la artista. pero yo lloraba a mi madre. Llevaba cuatro meses sin ver a mis hijos, estoy aquí, quiero que me los traigan", asegura Carrasco en el docudrama.

Después, llega su confesión más sorprendente: "De repente, llega Rocío (Flores), tenía nueve años, y llegó y se quedó mirándome y me dijo 'Mamá ¿ahora qué va a pasar con las casas de Miami? En ese momento yo supe que todo había cambiado'". 

Tras este fragmento, Anabel Pantoja se preguntaba: "¿Cómo una niña de nueve años llega con esa pregunta? Tiene que haber un guion". Miguel Frigenti dejaba caer su teoría: "La clave está en los meses sin ver a sus hijos…".

Lea tambiénRocío Carrasco tomó solo tres pastillas y sus médicos niegan que intentara suicidarse

Después, Kiko Matamoros desveló la versión que él conoce y que es completamente diferente a la que cuenta Rociito en el documental: "Lo que cuenta la familia es que quien preguntaba por las casas de Miami estando Rocío en el hospital era Fidel Albiac. Lo que cuenta la familia es que en Houston había un malestar tremendo, porque el interés de Fidel era saber qué iba a pasar con la herencia", confesó.

Así las cosas, Kiko se mantuvo firme en esta teoría: "Y eso está grabado. Lo ha dicho Amador en un plató, y está grabado de boca de Ortega Cano en una conversación con un señor. No sé si la niña habría hablado con la abuela que cuando se pusiera buena irían a Miami… porque me cuesta pensar que una niña con nueve años muestre ese interés", sentenció al respecto. 

Tras morir Rocío Jurado en 2006, su herencia, valorada en siete millones de euros, se convirtió en el principal conflicto de los Mohedano Jurado. La cantante nombró como heredera universal a su hija biológica, Rocío Carrasco, convirtiéndose en la propietaria del apartamento de Miami y la finca de Chipiona. También le dejó sus pertenencias profesionales y personales y su inmenso patrimonio universal.

El chalet de La Moraleja se vendió por tres millones de euros por petición de la propia tonadillera y esta cantidad fue repartida entre Rociito y los otros dos hijos de la cantante, Gloria Camila y José Fernando.

Amador Mohedano, Gloria Mohedano y su secretario personal, Juan de La Rosa, también recibieron parte de la herencia. José Ortega Cano se quedó con la Finca La Yerbabuena y la ganadería que ambos poseían, puesto que los dos eran propietarios en la escritura.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin