Actualidad

Felipe de Edimburgo deja más recuerdos que riquezas: así se distribuye su herencia

Doce millones de euros, diversas propiedades inmobiliarias, obras de arte, algunas joyas familiares y efectos personales. Esta es la herencia dejada por Felipe de Edimburgo a sus descendientes, aunque, según publica la revista Vanity Fair, será su esposa, la reina Isabel de Inglaterra, la heredera universal, "por tradición y pragmatismo".

Lea también - El príncipe Harry despide a su abuelo, Felipe de Edimburgo: "Sé que ahora nos diría, cerveza en mano, ¡vamos, adelante!"

La realeza británica tiene su propia tasa para evitar pagar el impuesto de sucesiones, una tasa que, de no existir tal exención, podría ascender hasta un cuarenta por ciento del patrimonio del fallecido.

El duque de Edimburgo cobraba un sueldo público anual de cuatrocientos quince mil euros, al que habría que añadir la cantidad que su esposa le daba de lo que recibe del ducado de Lancaster, los bonos y fondos y la cartera de valores que componen parte del patrimonio de Isabel II.

Lea también - La promesa del príncipe Guillermo a Felipe de Edimburgo en su carta de despedida: "Kate y yo apoyaremos a la Reina"

En cuanto a su pinacoteca, cuenta, entre otras, con una colección de obras del pintor postimpresionista Edward Seago, amigo personal del duque que falleció en 1974. Felipe fue alumno de Seago, quien le enseñó el arte del paisajismo. El marido de la reina no vendía sus cuadros, que se guardan en un almacén.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin