Actualidad

El desaire de Rocío Carrasco a Raquel Mosquera el día que se conocieron: "Se estuvo guaseando", según la peluquera

La guerra entre Rocío Carrasco y Raquel Mosquera está más servida que nunca tras las acusaciones de la primera en Rocío, contar la verdad para seguir viva. La disputa entre las dos hace que echemos la vista atrás para recordar algunas de las confesiones que ha hecho a lo largo de estos años la viuda de Pedro Carrasco. Al mismo tiempo, desde Informalia hemos contado en primicia que Raquel está dispuesta a todo para defender su honor en los tribunales.

Lea también - Primicia: Raquel Mosquera no tiene miedo a Rocío Carrasco y defenderá su honor en los tribunales

En 2016 desveló que la hija de su marido tuvo un feo gesto contra ella el día que se conocieron. "La vi por primera vez en el piso del Paseo de la Habana, donde me la presentó Pedro y preparé unos aperitivos sencillos para recibirla, algo de lo que se estuvo guaseando con que si yo los había preparado o no", aseguró entonces a la revista Semana, que ahora ha vuelto a rescatar el fragmento de esta entrevista. 

Tras el supuesto mal recibimiento de la mujer de Fidel Albiac, cambiaron de planes: "Al final nos fuimos a comer a un restaurante chino de Cuzco y rematamos la tarde con un paseo por la Esquina del Bernabéu, de tiendas…". Al parecer, el boxeador no notó que su mujer y su hija habían empezado con mal pie: "Pedro estaba orgulloso de sus dos niñas y feliz por lo bien que habíamos encajado".

Lea también Raquel Mosquera, furiosa tras las duras acusaciones de Rocío Carrasco: "El Rolex lo tiene ella"

A pesar de todo, Raquel no se enfadó por el gesto de Rocío. Tanto que incluso quedó con buen sabor de boca tras conocerla: "Tuvo la mejor disposición hacia mí, la vi sencilla, espontánea, simpática y rápida en sus reacciones desde que me dijo: 'Por fin te conozco'. Me gustó mucho y fue una alegría poder decirle a su padre: '¡Qué maja es, cómo me ha caído de bien! ¡Parece más mayor'. Él me avisó: 'Es más larga, las pilla al vuelo'". 

Entonces también recordó lo caprichosa que era: "Aunque su padre hablase muchísimo con ella intentando hacerle ver por qué no podían ser muchas cosas, él tampoco se negaba a antojos, como un anillo de tres aros con tres gemas… En todo caso, su padre no le consentía más de lo razonable, mientras su madre le daba todo lo que ella quería. Así era", sentenció en aquella entrevista. 

En su docudrama, Rociito se dirigió a Raquel como "señora, señorita, mujer, persona" y aseguró que para ella "no existe", salvo para lo estrictamente judicial. Además, confesó que las cosas no se habían hecho bien tras la muerte de su padre, alegando que no recibió todas las pertenencias que el boxeador quería que fueran para ella, como el famoso Rolex que reclama Rocío.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin