Actualidad

Irma, la empleada de Rocío Carrasco que denunció por malos tratos a Fidel Albiac: "Él me puso una querella criminal y fui absuelta"

En el último episodio Rocío Carrasco habla de un hecho que tuvo muchísima repercusión en el pasado: cuando Fidel Albiac fue acusado de maltratarla por una ex niñera que interpuso una denuncia contra el sevillano.  

La hija de la Jurado, desde el programa de María Teresa Campos, donde trabajaba, negó que hubiera sido maltratada pero en Telecinco varios contertulios, entre ellos la cantante Massiel, dijo que estaba con un ojo morado disimulado por el maquillaje. Hubo una querella contra la ganadora de Eurovisión, que fue condenada por sus insinuaciones.

Toda esta historia se remonta a una denuncia que pone la 'tata' de los hijos de Rocío Carrasco en contra de Fidel Albiac: "Fue una marioneta más de una trama", dijo Rocío este miércoles. "Irma, así se llama la cuidadora, entró en 1999 como tata de los niños y para ayudarme a mí en mi casa. Llega a mi casa un día llorando y me dice 'rocío tengo que contarte una cosa'. Lo voy a leer con su propia boca. "El sábado 15 de abril Antonio David flores en presencia de José María Franco (ex chófer la Jurado que se alió con Antonio David) que llamó para que viera a David Flores. La llevó a casa de Franco y le dijo que si iba al programa Tómbola le daría una cantidad de dinero y que no se preocupase por nada. le dijeron que tenía mejor no fuera a tómbola y que fuera al juzgado a decir lo que Antonio David le dijese y además decir que Antonio David había coincidido con Fidel en la casa a pesar de ser mentira. Al contármelo, mi sentimiento de terror iba creciendo, porque no me podía fiar de nadie, imagínate como estoy yo en mi casa. Después de esto deja de trabajar en mi casa, pero yo no la echo, termina yéndose y sucumbiendo a lo que en su día dijo que no, sus circunstancias cambiarían y necesitaría dinero y esta señora lo que hace es ponerse en contacto con José María Franco e ir a una revista a decirle al director de la revista que Fidel me maltrata".

Entonces, Rocío Carrasco deja claro que para que se haga esa publicación en la revista, tiene que haber una prueba sólida: "En esa revista le dicen que no pueden publicar semejante cosa si no hay una denuncia de por medio y esta mujer se va al juzgado a poner la denuncia y a las dos horas se archiva, pero ya teníamos la portada".

Rocío Carrasco ese día acudió a televisión a trabajar con María Teresa Campos: "Yo ese día voy a trabajar a 'día a día' y la gente me miraba raro porque no daban crédito, en un momento dado Carmen (Borrego) me llama al despacho y me dice 'Hay esto'. Pero en ese momento era una impotencia. Lo primero que hago es llamar a Fidel y le digo lo que ha pasado. Me senté con Teresa y dije lo que creía conveniente y de ahí sale el famoso 'ojo morado'".

Y la hija de la Jurado confiesa que: "No, señores, no tenía el ojo morado, tenía el ojo lleno de ojera y negro. En ese momento le cuenta y le dice 'mira tiene un ojo negro' y la otra (Massiel) con la que yo he mantenido siempre una relación maravillosa porque ha sido muy amiga de mi madre, una vez más este señor utiliza a otra persona para decir lo que él quiere decir. Lo mismo que ha hecho con Raquel Mosquera, Coto Matamoros, Kiko Matamoros, Lydia Lozano".

La niñera mantiene 20 años después su acusación

Irma, la encargada de cuidar a los niños cuando la ex superviviente tenía cuatro años y David apenas había cumplido su segundo aniversario, fue testigo durante dos años de los inicios de la relación entre Rocío Carrasco y su actual marido, Fidel Albiac.  20 años después, y tras volver a salir a la luz aquella historia, sostiene su versión. "Quiero hablar porque en su momento no se me dejó por asuntos legales y yo también tengo derecho a contar lo que viví", comienza diciendo en una entrevista concedida a La Razón.

"Antonio David es de lo mejorcito que tienen esos dos niños. Rocío ha logrado convencer muchísimo a la gente pero lo que está contando no es la realidad, son medias verdades, aunque el sufrimiento de ella yo sí me lo creo", declara en el periódico que dirige Paco Marhuenda."Me encantaría que Rocío Flores no sufriera con todo esto. Su madre la ha dejado a los pies de los caballos. Una madre no le hace esto a su hija. Hay muchas cosas que no se sostienen y todo caerá por su propio peso", insiste la tata.

Irma, que actualmente reside a las afueras de Madrid junto a sus hijos, dice no haber vuelto a tener contacto con los que en su día fueron sus pequeños, aunque dice que le encantaría volver a verlos. 

"Antonio David nunca me pagó para que yo denunciase a Fidel", insiste la cuidadora. Tal y como ya se publicó hace casi dos décadas, la niñera tomó acciones legales contra el actual marido de Rocío Carrasco, aunque la demanda nunca llegó a ser admitida a trámite. Ahora, la paraguaya da su versión de cómo fueron las cosas. Así lo relata: "Yo en su día denuncié a Fidel por malos tratos a Rocío. Resulta que por un error en el proceso la demanda no se admitió. Él me puso una querella criminal y fui absuelta". Fidel se querelló por considerar que atentó contra su imagen y honor. "Fui absuelta varias veces. Le recomendaron que fuera por la vía civil y acabó retirando esa denuncia", remata. "Yo tengo mi sentencia y eso no miente. Me crucificaron y me dieron por todos lados y yo lo pasé muy mal porque no podía hablar", dice Irma.

"Antonio David no me pagó 6.000 euros para que yo denunciara a Fidel. Nunca me pagó absolutamente nada y quiero dejarlo bien claro", sostiene. "Rocío no es feliz y sigue con ese mismo estado de angustia con el que yo la recuerdo. Tampoco era feliz cuando yo estuve con ella, pero es que lleva veinticinco años con esa depresión y ansiedad", concluye.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin