Actualidad

Un amigo o amiga de Raquel Sánchez Silva estaba con Mario Biondo el día que murió

Poco antes de que Raquel Sánchez Silva volviera al plató de El Hormiguero para presentar uno de los proyectos más importantes de su vida, su libro Dos Mundos, saltaba una noticia que puede dar un vuelco al asunto de la muerte de su marido, Mario Biondo.

El cámara italiano  y esposo de la presentadora no estaba solo la noche que murió. El caso por la muerte de Mario Biondo sigue abierto tras los nuevos datos aportados por la familia. Al menos una persona del entorno del italiano estuvo junto a él el 30 de mayo de 2013, día de su fallecimiento, según recoge la investigación dirigida por la abogada Carmelita Morreale y entregada a la Fiscalía General del Tribunal de Apelación de Palermo, tal y como ha informado La Vanguardia.

Con la ayuda de Emme Team, empresa centrada en ayudar a víctimas del mal uso de Internet, se ha demostrado que otros dos teléfonos móviles se conectaron a los perfiles de Facebook y Twitter del cámara el día de su muerte. De hecho, uno de esos aparatos usó de forma automática la dirección IP de su casa, lo que quiere decir que se trataba de una persona de confianza de Biondo y la presentadora Raquel Sánchez Silva, con la que se casó en el año 2012.

Emme Team, tal y como ha contado la representante de los Biondo al periodista Andrés Guerra en el rotativo Barcelonés, tenía como fin dar con la información e identificación de las personas que pudieran estar junto a Mario la noche de su muerte, la cual se produjo en extrañas circunstancias y de la que, durante estos años, se ha dado por sentado que fue un suicidio pese a la negativa de la familia del cámara.

"La investigación sigue su curso en orden a tratar de identificar quién o quiénes fueron. Aún no lo sabemos pero sí que uno de los dos teléfonos móviles se enganchó automáticamente a la wifi de la casa, es decir, su red y contraseña estaban en la memoria del dispositivo", ha expresado Morreale al periódico del Grupo Godó.

Los dos dispositivos que se conectaron a las redes sociales de Biondo se reactivaron a las 9.00 y 9.01 horas del 30 de mayo. Un teléfono comenzó a moverse cambiando de posición con la asignación de una nueva IP a las 17.04 horas. El otro, lo hizo unos minutos más tarde, a las 17.25 horas.

Por otro lado, a las 19.11 horas, uno de ellos estaba frente a la vivienda del matrimonio; y a las 19.26 horas, el otro volvió a conectarse a la dirección IP. En este sentido, también hubo actividad en las redes sociales del cámara. La última señal del primer teléfono queda recogida a las 20.09 horas en la señal del domicilio y el segundo tiene un último contacto en las plataformas de Biondo a las 21.23 horas.

Nuevo libro

Ajena a este revuelo, Raquel Sánchez Silva presentaba en Antena 3 su libro, en el que ha volcado todo su conocimiento como mamá de sus hijos mellizos Mateo y Bruno. "No puedo elegir uno, son muy diferentes, el que no te atrapa por un lado, lo hace por otro. No los quiero etiquetar pero cada uno captura una parte de mí", confiesa reconociendo que sus hijos le tienen completamente conquistada.

Desmitificando la idea de que los mellizos se tienen que llevar muy bien durante toda su vida, Raquel reconoce: "Mis hijos tienen muchos celos entre ellos, siempre, es una competición continua, quién duerme más, quién come más, quién es más alto... Es importante estar a solas con ellos, es importante que están solos, que estén con mamá, con papá, con los amigos y sentirse únicos". Insistiendo en la idea de que es importante diferenciarlos desde pequeños, comenta: "No los visto igual, idénticos no. Pueden llevar la misma onda pero intento que vayan diferente. Me parece muy bien que algunos padres vistan a los niños igual pero no es nuestro caso".

Como madre de mellizos, Raquel es consciente del gran 'boom' de gemelos que ha habido en los últimos años ya que la fecundación 'in vitro' se ha convertido en un método muy recurrente para muchas familias: "Mis hijos son de fecundación 'in vitro'. Te implantan dos, yo no había tenido éxito en fecundaciones anteriores y no tenía ninguna fe en que fuera gemelar. Me quedé pálida cuando me dijeron, son dos".

Reconociendo que ella era una niña muy 'trato' de pequeña, Raquel cuenta una anécdota de su infancia con la que hizo sufrir a su hermano. "Primero, esto no se hace en casa. Mi hermano tenía una cobaya, no me gustaba, se me ocurrió coger la jaula y llevarla al lado del bafle muy despacio. Puse el vinilo de 'The Final Countdown' a tope y la cobaya se asustó muchísimo. Luego se quedó un par de semanas con una especie de tic" recordó la presentadora.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin