Actualidad

Kiko Rivera e Irene Rosales buscan una nueva casa tras la metedura de pata del DJ: filtró su dirección en la red

Kiko Rivera e Irene Rosales se encuentran en plena búsqueda de vivienda para cambiar de hogar en los próximos meses. En la actualidad, el hijo de Isabel Pantoja y su esposa residen en un adosado en Castilleja de la Cuesta, un municipio de la provincia de Sevilla.

El cambio de residencia podría estar motivado por la última metedura de pata de Kiko, quien hace algún tiempo mostró por error su número de teléfono y su dirección durante un directo en la plataforma de streaming Twitch, mientras le veían decenas de personas.

Lea también - Isabel Pantoja, víctima de Kiko Rivera; Rocío Carrasco, víctima de Antonio David: el otro docudrama cocinado por el método Mediaset

Este descuido hizo que el DJ tuviera que cambiar de teléfono ante la enorme cantidad de llamas y mensajes que recibió. También es probable que esto le ayudara a lanzarse a la búsqueda de un nuevo hogar, teniendo en cuenta que muchas personas saben donde reside y que quieren tener "mayor intimidad".

Pero además podría haber otro motivo para la mudanza. Según confesó la propia Irene, desde que estallara la guerra entre Kiko y su madre no dejan de recibir cartas con amenazas. Así lo contó ella a través de Instagram: "Os dije que denunciarais una cuenta porque recibo insultos, de vez en cuando me nombran a mis padres y ahí es cuando no puedo más, pero lo que nunca os he contado es que recibo en casa cartas, como tres o cuatro cartas a la semana, de gente desconocida donde lo más bonito es que somos unas malas personas. Imaginaros todo lo demás", dijo.

Rosales aseguró que la situación "roza el acoso" y que no puede denunciar porque "la mayoría de las veces viene sin nombre". Y dejó un último detalle: "Tan solo pone el nombre de mi marido o mi nombre y nuestra dirección y ya está".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin