Actualidad

Amador Mohedano se defiende de los reproches de Rocío Carrasco: "Lo único que he hecho es lo que Rocío Jurado me ordenaba"

Amador Mohedano es uno de los grandes señalados por su sobrina, Rocío Carrasco, en los últimos capítulos de su serie documental. La hija de Rocío Jurado le acusa de dejar a su entonces novio, Fidel Albiac, en la calle al cambiar la cerradura en la que este vivía con ella cuando sufrieron el famoso accidente de tráfico.

Amador contó con la colaboración de Pedro Carrasco y José Ortega Cano, quienes quisieron echar a Fidel de la familia mientras Rociíto estaba en coma, luchando por su vida. Al menos eso cuenta la propia Carrasco, que consideró todo esto como una traición y que nunca llegó a perdonar a su padre, a su tío y al marido de su madre.

Lea también - Rocío Carrasco, de mujer herida a mujer enfadada: las últimas bombas de Rociíto contra Antonio David en su docuserie

Tras estas revelaciones, Amador ha tomado la palabra para defenderse en conversación telefónica con El programa de Ana Rosa. Allí ha dejado claro que todo lo hacía por orden de Rocío Jurado. "Lo único que he hecho en el tema de mi sobrina es lo que mi hermana me ordenaba que hiciera".

Así las cosas, Amador ha dejado claro que la cantante fue quien ordenó el cambio de la cerradura de la casa de su sobrina "porque no se fiaba de nadie". Además, el hermano de la artista se ha posicionado con su exmujer, Rosa Benito, al negar la existencia de una caja fuerte de Rociíto en su habitación de la casa de 'La más grande' en La Moraleja: "La única caja fuerte que conozco fue la de su piso. Cuando el accidente Rocío nos dijo ir y la caja fuerte que tiene Rocío en el piso de El Encinar, en el altillo de un armario donde guardaba las maletas, os la lleváis a La Moraleja. Y fuimos y eso hicimos".

Mohedano ha desvelado que Rocío Jurado no solo "desconfiaba de Fidel", sino "también de Antonio David". "Faltaron cosas de la casa de La Moraleja y se desconfiaba de Antonio David y del jardinero, que tenía llaves, y Rocío decide cambiar la cerradura porque no se fiaba de nadie. Rociíto estaba en coma, dormida, y su madre lo decidió", ha explicado.

Por último, Amador, que está muy dolido por las palabras de Rocío, ha expresado su sorpresa porque no sabía que esto hubiese significado un antes y un después en su relación con su sobrina.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.