Actualidad

Rocío Carrasco contó lo feliz que era durante años después de separarse de Antonio David Flores

Aseguran los promotores del docudrama protagonizado por Rocío Carrasco que con estas entrevistas seriadas emitidas en Telecinco la hija de Rocío Jurado rompe su silencio después de 25 años callada. No es cierto. Basta un breve repaso a la hemeroteca para encontrar una verdadera colección de entrevistas de Rociíto en la revista Hola. Para empezar, ya en 1999 contaba desde la citada publicación los motivos de su separación. Luego vendrían muchas más.

En varias de las exclusivas, las más recientes, aparece pletórica de energía, optimismo y ganas de hablar, como corresponde a estos posados espléndidamente pagados, en los que el personaje está obligado a desvelar sentimientos profundos y rompedores para aumentar el interés del lector, subir las ventas y justificar así los altos cachés cobrados en este caso por la mujer de Fidel Albiac.

Con motivo de su participación en el programa Hable con ellas de Telecinco, en 2014, Rocío aseguraba: "Con todo lo bueno y lo malo que me ha pasado, creo que soy una persona afortunada".

Hace justamente un año, en mayo del 2020, cuando (por lo que nos cuentan desde la empresa audiovisual), Mediaset ya estaba negociando con Fidel Albiac y su esposa, la producción del docudrama, Rocío, guapa, relajada y con una imagen muy moderna, era presentada por la revista como viviendo "grandes cambios". La hija de Pedro Carrasco y Rocío Jurado reflexionaba en plena cuarentena: "Fidel y yo llevamos 20 años de glorioso encierro".

Rocío Carrasco concedía aquella exclusiva en la que hablaba de su vida confinada junto a su marido, Fidel Albial, al tiempo que expresaba su tristeza por la muerte de un ser querido y por la situación de crisis actual provocada por el coronavirus. En la entrevista, eso sí, no había ninguna referencia a su hija, Rocío Flores, que continuaba en Honduras concursando en Supervivientes y que le ha mandaba varios mensajes desde allí tratando de reconciliarse con ella.

"Llevo veinte años de glorioso encierro junto a Fidel", declaraba Rocío, que no tenía problema en estar confinada en su casa: "Habitualmente soy una persona muy casera... Mi casa es mi remanso de paz... Pero la situación no es igual. Fuera se ha vivido y se vive una hecatombe", explicaba en portada ¡Hola!.

Lea también - Lydia Lozano: "Mientras Rocío Carrasco siga con Fidel nunca volverá a ver a su hija, Rocío Flores"

Durante su encierro, la hija de Rocío Jurado celebró su cumpleaños. Así lo contó: "Celebré mi 43 cumpleaños con muchas llamadas de teléfono, muchos WhatsApp y algún canturreo por mensaje de audio, regalos, tarta... Perfectamente adaptado a la nueva forma de celebración", contaba Rociíto, que evitaba hablar de la felicitación que le mandó su hija desde Honduras, quien le dijo entre lágrimas que le "encantaría poder decírselo en privado y que hablaran las cosas".

En aquellos días, Carrasco aseguraba que se acordaba de su madre como siempre: "A mi madre la he recordado estos días como la recuerdo siempre. Lo único nuevo que ha entrado en mi vida es hacer ejercicio... Por lo demás, no hago ni más ni menos que hacía antes", decía la exmujer de Antonio David Flores, que preoparaba por entonces el regreso del musical de su progenitora: "Estoy esperando que la situación se normalice para poder regresar con el espectáculo de mi madre. Es lo que deseo para mí y para todo el mundo que se dedica al arte, porque ellos son los responsables en muchos momentos de hacernos felices", declaraba. Ni una palabra del documental que ahora se emite y que ya estaba preparando.

En 2016, con motivo de su boda, hizo una de las exclusivas mejor pagadas. Aunque Hola no corrobora nunca los cachés, se habló de 150.000 euros, pero la horquilla llega mucho más arriba. La fortuna vino a paliar la caja y la economía de Rocío y su marido. El flamante matrimonio posaba alegre y feliz, sin sombra de amargura, ni de esos horribles recuerdos que ahora conmueven a la audiencia.

Esta exclusiva tuvo varios capítulos. Primero llegó una portada con el anuncio de la boda, luego la rectificación, ya que cambiaron de fecha, y luego la boda, sin apenas familiares, pero repleta de personajes de atrezzo impuestos por la publicación para ornamentar el bodorrio y que el reportaje tuviera interés añadido, acorde con la cifra que pagaron. "Me casaría mañana mismo con Fidel. Me lleva apeteciendo desde que le conocí", dijo en una de ellas Rocío. Dato curioso que nos hace preguntarnos, por qué no se casaron antes, si no había ningún obstáculo.

Tres exclusivas por una boda

El matrimonio  vendió (tres veces) su boda a Hola: vemos una portada (arriba) vendida en septiembre de 2015, cuando Rocío anunció que se casaba en la primavera de 2016.

Por fin, el julio de 2016, confirmaba la boda y declaraba: "Fidel y yo nos casamos el 7 de setiembre, me siento feliz, pletórica". Una plenitud que se rompÍA cuando se enteraBA en 2020, de que Antonio David defenderÍA a su hija en el plató de Supervivientes y se tomó unas  pastillas por perder las ganas de vivir.

Para Rocío no entraba en la supuesta normalidad familiar que vivían padre e hija desde hacía varios años años  que el ex guardia civil fuera su defensor en el reality. ¿Temía la madre de Rocío Flores que su hija desvelara algo durante el concurso? ¿Qué pasaría si Rocío Flores dijera que le entró un ataque de ansiedad al saber que su madre comparecía en Telecinco para contar lo que está contando?

Lea también - Rocío Carrasco pide al juez que obligue a Antonio David Flores abandonar GH

El 15 de enero de 2001 marcó un antes y un después en la vida de Rocío Carrasco. Ese día, tras meses de dura pugna en los tribunales con Antonio David Flores, Rocío se convirtió en una mujer separada legalmente y consiguió la guardia y custodia de sus hijos, Rocío, de cuatro años, y David, de dos. Ese día, no solo recuperó su libertad como mujer, sino también su honor, ya que el juez desestimó todas las causas de separación que había invocado el ex guardia civil durante el proceso y en los medios de comunicación: abandono injustificado del hogar, infidelidad conyugal, conducta vejatoria y violación de los deberes conyugales.

Aquel fallo fue una gran victoria legal para Rocío. La justicia desestimó la petición de Antonio David de fijar su residencia en la casa de Rocío Jurado, y la supuesta existencia de un desequilibrio económico tras la separación, que era algo que también pretendía Flores. Pero también fue una victoria personal para Rocío, que durante el proceso vio una cara desconocida de su marido. La sentencia la ayudó a tomar una decisión importante: no volver a pronunciar el nombre de Antonio David. "Ese hombre, sencillamente, no existe para mí".

comentarios4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

Pues si eras tan feliz después de separarte de Antonio David y con Fidel, no será que los niños "estorbaban" en esa casa y empezaron a oír y sentir malas palabras hacia el padre, amenazas, demandas, etc?..... Cuéntalo todo, no solo lo que te conviene a ti y a tu Fidel, se valiente!!!!

Puntuación 7
#1
A Favor
En Contra

Es decir, que la Sra Carrasco está cobrando un pastizal única y exclusivamente por contar la "obsesión compulsiva" que siente por su ex (al que la Justicia no ha condenado) y de la mala relación con sus hijos y la nula intención de recuperarlos o incluso acercarse, que?...... Va a ser otro folletín bien pagado para más adelante?..... Como para creerte!

Puntuación 4
#2
A Favor
En Contra

He empezado a oír a la Corredera leer un comunicado de los productores de este "serial" y sin levantar una pestaña, dice que la protagonista y su marido, no pidieron ninguna prestación económica y condición alguna!!!..... Jajajajajaja...

Para que oír más, a ver una peli y que les den!

Puntuación 4
#3
pacma
A Favor
En Contra

se entenderia que un torero fuera famoso hasta franquismo y 1979 pero en estos tiempos de drechosciviles es sadismo

Puntuación 0
#4