Actualidad

Paolo Vasile niega el compadreo con Irene Montero antes del estreno del docudrama de Rocío Carrasco

Publicábamos en Informalia el pasado jueves que Irene Montero conocía la existencia del documental de Rocío Carrasco, y que la ministra pactó y programó sus intervenciones, y hasta puso en marcha una campaña en las revistas del corazón, de forma concertada con el estreno de la entrevista grabada a la hija de Rocío Jurado y emitida en fascículos por la cadena de Silvio Berlusconi.

Pues bien, 48 horas después de salir a la luz la información, Paolo Vasile la niega. El máximo responsable de Mediaset España ha puesto este Sábado Santo a trabajar a su gabinete de prensa, desde donde nos llega la versión de la cadena. "La noticia titulada Irene Montero había visto el documental de Rocío Carrasco, pactó y programó sus intervenciones y puso en marcha una campaña en las revistas del corazón contiene información falsa desde el titular".  Desde el grupo pilotado por Paolo Vasile afirman que "ni la ministra, ni ninguna otra persona ajena a la producción del programa, ha tenido acceso al documental Rocío, contar la verdad para seguir viva antes de su emisión en televisión".

Pero, una vez recogida la versión de Telecinco, seguimos manteniendo la confianza en nuestras fuentes. Tampoco explican ni Paolo Vasile ni Mediaset por qué la ministra reaccionó apenas empezado el programa el día del estreno, intervención que repetiría en otra ocasión. Otro detalle que tampoco aclaran desde Telecinco es por qué justo la semana de antes y la semana de después, desde el ministerio de Igualdad, la cartera de Irene Montero, se contrataron en al menos tres revistas del corazón, dos páginas de publicidad en cada una de las publicaciones, dedicadas a la violencia de género, cuando no lo había hecho antes desde que comenzó su mandato. 

De acuerdo con nuestras informaciones, Irene Montero tenía perfectamente preparadas y concertadas sus intervenciones en Telecinco a favor de Rocío Carrasco, tanto el tuit que envió nada más emitirse la primera parte de la entrevista con la mujer de Fidel Albiac como su entrada en Sálvame al día siguiente.

Como hemos dicho, y cualquiera puede comprobar, la semana anterior al estreno del docudrama en la cadena de Paolo Vasile, desde el ministerio de Igualdad se puso en marcha una campaña de publicidad que incluye páginas en las revistas del corazón contra la violencia de género.

No tendría nada de extraño si no fuera porque las inserciones coinciden justamente con los días previos y posteriores a la emisión de la primera entrega del espacio de Telecinco, porque se preparó y contrató todo antes de la emisión, y porque no había ocurrido antes desde que la pareja de Pablo Iglesias está al mando de esa cartera del Gobierno.

La cuestión es que publicaciones como Lecturas, Semana o Diez Minutos salieron con estas publicidades, pagadas por los presupuestos que maneja Irene Montero, cuatro días antes del estreno de la entrevista; y la semana siguiente, tras la primera emisión, recibieron otra página de Igualdad.

El apoyo de Irene Montero sirvió al programa para blanquear desde el principio el tono de cotilleo que vertebra la programación de la cadena, que ha convertido uno de sus pelotazos de audiencia, tipo belenazo, en un alegato a favor de una víctima de presunto maltrato por parte un ex empleado de la cadena, Antonio David Flores. Por cierto que Mediaset esperó a la emisión del estreno para despedir a Antonio David, conociendo de antemano que iba a ser acusado del maltratador. También han negado las cifras interestelares que ha recibido Rocío por contar en público su tragedia familiar, en varias entregas.

Pero si Telecinco ha logrado blanquear su programa y al mismo tiempo apuntarse unos índices de audiencias muy altos, también la ministra sacaba tajada y visibilidad en un espacio de máxima audiencia con la simbiosis montada en torno al docudrama: en pleno arranque de la precampaña electoral en la Comunidad de Madrid, con su marido dejando la vicepresidencia del Gobierno para pelear por Isabel Díaz Ayuso, Irene Montero no podía perder la oportunidad de aparecer en Telecinco, publicidad regalada para Podemos y para la señora ministra, cuyo discurso estaba perfectamente preparado:

"El testimonio de Rocío Carrasco es el de una víctima de violencia de género. Cuando una mujer denuncia públicamente la violencia puede ser cuestionada o ridiculizada. Por eso es importante el apoyo", decía la ministra de Igualdad.

Aunque lo nieguen en Mediaset (¿qué iban a decir?), entre el grupo que lidera Pablo Iglesias y la productora de Sálvame y del documental de Rocío Carrasco hay una especie de joint venture tácita que ha culminado con una estrategia común con la emisión del docudrama por capítulos titulado Rocío, contar la verdad para seguir viva.

Lea también: Irene Montero declara más de 800.000 euros de patrimonio: supera a Pablo Iglesias y hasta a Pedro Sánchez

A nadie se le escapa que la ministra de Igualdad Irene Montero está utilizando este documental de forma partidista para hacer más visible a la formación a la que pertenece en la campaña. Ya lo hizo durante el estreno lanzando varios tuits a favor del testimonio de la la madre de Rocío Flores y calificándola de víctima de violencia de género. Pero los jueces nunca han sentenciado a Antonio David Flores en ninguno de los procesos donde fue acusado por la hija de Rocío Jurado.

Al día siguiente de la emisión de las primeras dos entregas de la entrevista disfrazada de documental y de la publicación de esos tuits, la ministra entró en directo en en el magacín vespertino de la principal cadena de Mediaset a través de una videollamada para mostrar su posición al respecto a favor de la víctima Rocío Carrasco, y mostrando al ex guardia civil como un maltratador, lo que le ha ocasionado que varias asociaciones le hayan puesto una denuncia frente a Bruselas por vulnerar la presunción de inocencia de Antonio David. Pero, sobre todo, aprovechó ese protagonismo en un programa de máxima audiencia afín a sus ideales para hacer campaña de su ministerio y su formación política.

Este martes, el Ministerio de Igualdad emitía una nota de prensa a los medios donde informaba de que tras la emisión del documental de Telecinco se habían incrementado en un 42% las llamadas al 016 sobre violencia machista.

Lea tambiénAntonio David Flores no demandará a Irene Montero, pero sí a la cabeza pensante del documental de Rocío Carrasco

Nos insisten en que todo esto no ha sido fruto de la espontaneidad de la ministra Montero. Según deslizan a Informalia miembros de distintas fuerzas políticas, todo esto forma parte de una estrategia conjunta que La Fábrica de la Tele ha desarrollado con la connivencia de Fidel Albiac y Rocío Carrasco para involucrar a Podemos y a la ministra Montero con el  objetivo de que desde el Gobierno se impulse la reapertura del caso.

Fuentes de la productora del docudrama confirman, pese a la versión oficial facilitada desde Mediaset, que la ministra Montero había visto el documental antes de su difusión y que los tuits que publicó durante la emisión estaban ya definidos y acordados, así como su intervención en Sálvame. Tanto la semana previa a la emisión del documental como la de su estreno, el Ejecutivo, a través del Ministerio de Igualdad, tenía cerrada la inserción de publicidad sobre violencia de género en las distintas revistas del corazón, algo que no habían hecho hasta ahora.

comentariosforum6WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 6

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Carmen
A Favor
En Contra

Qué absurdas elucubraciones. Los de derechas no me extraña que sean tan corruptos cuando son incapaces de entender la lógica básica de lo legal, de lo que está bien y de lo que está mal.

Puntuación -12
#1
El Virtuoso de la economía.
A Favor
En Contra

Habría que investigar si la publicidad del ministerio de Igualdad se ha hecho en todos los medios de comunicación o solo en sus medios afines .

Por otro lado el linchamiento de un señor, echándolo del trabajo, acusándolo de maltratador, etc sin pruebas ... y toda a nivel nacional , no se puede consentir, me imagino que lo denunciará y tampoco es tolerable la entrada en el barro de la ministra.

Puntuación 11
#2
manuel
A Favor
En Contra

Esta gentuza no tiene límites como tampoco los tenían el Nacional-Socialismo o el Comunismo. Un poco de pasta basta para ser Casta.

Puntuación 6
#3
manuel
A Favor
En Contra

La instrumentalización de la mujer por parte de la izquierda rancia ha llegado a límites insospechados hasta hace bien poco. Que pena el sufrimiento de tantas para el beneficio de unas pocas.

Puntuación 5
#4
susana
A Favor
En Contra

De cajera a ministra.

Con semejante curriculum cualquiera puede ser ministra/o e España.

Un despilfarro , ministra, secretaria gral. coches oficiales, etc

Puntuación 5
#5
JC
A Favor
En Contra

FAKE!!!!... No sacáis ninguna prueba demostrando lo que estáis makinando con esta supuesta "noticia", en fin, más mierda falsa por Internet.

Puntuación 2
#6