Actualidad

Borja Thyssen y Blanca Cuesta, Semana Santa familiar en Dubái

Borja Thyssen y su mujer Blanca Cuesta regresaron este viernes santo a España procedentes de Dubái, donde han pasado unos días de descanso junto a varios de sus hijos, aunque no todos: la pequeña, de apenas unis meses, no parecía ir en el vuelo con sus padres y sus cuatro hermanos mayores.

El hijo de Carmen Cervera aterrizaba en el aeropuerto de Adolfo Suárez Barajas procedente de la península Arábiga junto a su mujer. El hijo biológico de Manolo Segura y adoptado por el barón Thyssen, marido de su madre, viajó con cuatro de sus hijos y su esposa en la clase turista de Emirates y, hasta donde pudo comprobar Informalia, se desplazaron sin niñera ni guardaespaldas.

La benjamina de la familia, de apenas cuatro meses, no iba con ellos. Desde que se casaron en octubre de 2007, Borja y Blanca han sido padres de cinco hijos: Sacha, de doce años; Eric, de diez; Enzo, de ocho, la que hasta ahora era la única chica, Kala, de seis años y la niña que aún no tiene ni medio año.

20 años juntos

El primer hijo de la Borja y Blanca, Sacha, vino al mundo en enero de 2008 en Barcelona. El nombre lo eligieron porque Borja se llama Alejandro de segundo nombre, que en ruso es Sacha. Dos años después nació Eric, también en la ciudad condal. El anuncio de este embarazo llegó seis meses después de que Blanca perdiera el bebé que esperaba en agosto de 2009. Por su parte, Enzo nació en Madrid en octubre de 2012, en el día que sus padres celebraban su quinto aniversario de bodas. Kala, la primera niña, llegó en noviembre de 2014 en la clínica Ruber Internacional de Madrid.

¿Verán a Tita Thyssen?

Precisamente este viernes publicábamos  que Tita Cervera estaba en Madrid, donde se la vio paseando por algunas de las calles más exclusivas de Madrid. La Baronesa Thyssen compartió confidencias con una amiga con la que entró en varias tiendas para darse algún capricho. Pero lo que no sabemos y quedó con su hijo y su nuera ya que pasaban por la capital.

Carmen Thyssen vive a caballo entre España y Andorra donde tiene establecida su residencia habitual. Durante su estancia en Madrid, por la Milla de oro, Tita eligió un look muy cómodo con pantalón beige, jersey de cuello pico a juego y zapatillas.

Exprimiendo al máximo sus días en España, Tita Cervera aprovechó la ocasión para pasear acompañada por una de sus amigas más cercana con un look primaveral con traje en blanco y bailarinas en beige y negro. Tita se despidió de las dependientas de la tienda de Bvlgari con gran cordialidad.

Supervisando de primera mano las negociaciones entre el Ministerio de Cultura y las autoridades del Museo Thyssen de Madrid, Tita ha asegurado públicamente que llegarán a un acuerdo para conservar su colección en España, aunque conlleve algo más de tiempo. El pacto firmado incluye la vuelta del Mata Mua y un alquiler anual de 6,5 millones de euros durante quince años por el grueso de la colección.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin