Actualidad

La amante estadounidense de Boris Johnson: fotos "artísticas" en topless y fuerte "atracción física e intelectual"

A Boris Johnson lo han vuelto a poner contra las cuerdas. Una supuesta amante del primer ministro del Reino Unido, Jennifer Arcuri, ha concedido una entrevista en la que habla sin reparos de la supuesta relación extramatrimonial que mantuvieron.

El nombre de esta empresaria y ex modelo no es nuevo. El escándalo entre los dos se destapó en 2019, cuando el consistorio londinense pidió que se investigara al primer ministro por haber incurrido supuestamente en un conflicto de intereses para beneficiar a la empresaria. Tal y como publicaron los medios británicos en su día, la emprendedora habría recibido 126.000 libras en forma de tres subvenciones públicas distintas.

Según ha contado ella misma en Sunday Mirror, el romance entre los dos comenzó en 2012 y terminó en 2016. Etapa que coincide con el segundo mandato como alcalde de Boris y con el final de su matrimonio con Marina Wheeler, la madre de cuatro de sus cinco hijos.

"Tuvimos una relación íntima durante cuatro años. Lo amaba y con razón, pero el hombre que pensé que conocía ya no existe", ha confesado. También ha hablado sobre el primer encuentro sexual que mantuvieron. Consumaron su amor en el piso de ella en el barrio londinense de Shoreditch: "No podía quitarme las manos de encima", ha manifestado.

Lea tambiénBoris Johnson podría ser citado ante la Asamblea de Londres por su escándalo con una empresaria y ex modelo

Entre los dos surgió la química muy rápido porque "había una atracción física e intelectual". Además, ha desvelado que le decía que era "la única estadounidense" por la que perdió la cabeza. Al mismo tiempo, la joven ha explicado que le enviaba al líder de los Tory fotos "artísticas" en topless y que en los mejores momentos de su relación se veían incluso una vez a la semana.

En lo referente al escándalo de las subvenciones, ella ha negado en esa entrevista la ayuda de Johnson: "Nunca he necesitado a Boris para tener un puesto sobre la mesa. Nunca le he pedido ningún favor", ha manifestado.

A Boris siempre le ha acompañado la fama de mujeriego. Cansada de sus sonadas infidelidades, su mujer le pidió el divorcio en 2018. Con la política Carrye Symonds, la madre de su pequeño Wilfred, comenzó una relación cuando el divorcio todavía no se había materializado. Ella es la mujer que lo acompaña en su mandato como primer ministro.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin