Actualidad

Cayetana Guillén Cuervo confiesa su gran adicción y desvela su única condición para rodar una escena de cama

Cayetana Guillén Cuervo, de 51 años, lleva más de 30 años dedicados al mundo de las artes escénicas. En todo este tiempo, la actriz ha aprendido pequeños trucos para rodar escenas de alto contenido sexual. En su visita a El Hormiguero, la hija de Fernando Guillén y Gemma Cuervo ha confesado la condición que pone a la hora de grabar este tipo de escenas.

"Si vas a hacer una escena de cama con alguien te interesa saber mucho qué come...", le comenzaba diciendo Pablo Motos a Cayetana, a lo que ella respondía: "Como el actor coma cebolla cruda o ajo y tenemos que rodar luego a poca distancia... le pido un taxi. Si Brad Pitt come cebolla le pido un taxi".

"Hay que pensar siempre en los demás y ver cómo puede afectar lo que tú haces en la vida del otro", alegaba Guillén-Cuervo, antes de contar que "una vez tuve que parar un rodaje y tuve que decir que estaba mareada. Me levanté y me tuve que ir por este tema". Y sentenciaba el tema: "Odio la cebolla cruda y la odio en cualquier situación de mi vida".

La actriz también se sinceró con Motos y reconoció que le afectan mucho las críticas: "Lo de las críticas me afecta un montón... No quiero que me las digan ni las buenas ni las malas, puedo tener cien buenas que una mala me lo fastidia todo. Es imposible que no te afecten sobre todo cuando lo que ofreces eres tú. Es mi piel, mi voz, mi pelo... Es lo que yo aporto a los personajes, si se están metiendo con eso lo hacen directamente conmigo. Es muy difícil gestionarlo", explicó.

Asimismo, Cayetana desveló su gran adicción: "¡Estoy enganchada a mi cepillo. Mi cepillo y yo! Me llamo Cayetana y soy adicta a mi cepillo", decía entre risas la intérprete.

El presentador aprovechó su presencia en el programa para preguntarle por una anécdota vivida con Antonio Resines. "Esta pregunta es muy fuerte, pero te la tengo que hacer o me muero. ¿Es verdad que una vez le tuviste que comer una teta a Antonio Resines?". Ella contestó con sinceridad: "Había una película que se llamaba La Marrana, la Marrana no era yo era una cerda... y sí, debe ser verdad. Yo no me acuerdo, pero si Resines lo ha dicho...".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin