Actualidad

El príncipe Harry consigue un nuevo trabajo: ficha como director de una empresa de coaching

El príncipe Harry ha encontrado un nuevo trabajo casi un año después de mudarse junto a su mujer, Meghan Markle, a Estados Unidos y, más concretamente, a Los Angeles. El hijo de Carlos de Inglaterra ejercerá un puesto directivo en una exitosa empresa emergente de coaching llamada BetterUp, cuya sede está en Silicon Valley (San Francisco).

El nieto de Isabel II será el nuevo director de impacto de la compañía, labor muy bien remunerado en una startup enfocada a la salud mental y coaching, y especializada en ofrecer apoyo personalizado a empleados para mejorar sus habilidades y desempeño.

Se trata de un sector en el que el príncipe Harry tiene experiencia, como así ha remarcado el fundador y jefe de la empresa, Alexi Robichaux: "Continuará haciendo el trabajo que ha estado haciendo durante años de educar e inspirar a nuestra comunidad y promover la importancia de entrenar la salud mental de manera preventiva", ha declarado en su blog.

Sede de BetterUp, en Silicon Valley

El marido de Meghan se ha mostrado muy ilusionado por esta nueva aventura laboral. "Creo firmemente que enfocarnos y priorizar nuestra aptitud mental nos da acceso a potencialidades y oportunidades que nunca supimos que teníamos", ha explicado Harry. "Como dicen los Royal Marine Commandos, 'es un estado mental' y todos lo tenemos en nosotros", ha alegado.

Lea también - Meghan Markle mintió a Oprah Winfrey: no se casó con el príncipe Harry tres días antes de su boda oficial

Fundada en 2013, BetterUp recaudó 125 millones de dólares recientemente. La empresa cuenta con más de 270 trabajadores y coordina una red de unos 2.000 coachs u orientadores para clientes como la NASA, Chevron, Snap y Warner Media, entre otros.

La empresa se presenta como líder mundial en coaching, consultoría y mentoría en aplicaciones móviles. Su plataforma combina ciencia del comportamiento, inteligencia artificial y métodos de formación para el desarrollo personal y profesional.

El príncipe Harry compaginará su trabajo como directivo de la startup con su labor para Netflix. Él y su esposa firmaron con la empresa de entretenimiento un contrato que ronda los 100 millones de dólares para crear contenido que se emita en la plataforma.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin