Actualidad

José Manuel Parada defiende a Antonio David tras las acusaciones de Rocío Carrasco: "Las cosas hay que demostrarlas"

José Manuel Parada se ha pronunciado sobre las acusaciones de maltrato de Rocío Carrasco a Antonio David Flores. El periodista piensa que se está condenando públicamente al contertulio, que ha sido despedido de Mediaset, sin tener una sentencia firme en su contra.

Lea también - Amador Mohedano aparca los ataques y ahora defiende a Rocío Carrasco: "He descubierto muchas cosas que desconocía"

"Nos estamos cargando la presunción de inocencia, lo digo por todos los medios de comunicación", ha asegurado este martes en Buenos días Madrid.

Así las cosas, ha manifestado que Rocíito debe probar sus acusaciones en un juzgado: "Las cosas hay que demostrarlas y parece ser que en los juicios no se ha demostrado. La televisión que más le ha llamado 'mala madre', ahora está de su parte", ha añadido. 

Por otro lado, ha explicado que esta Rocío que conocemos ahora es bien distinta a la joven del pasado: "Ha ido madurando, no es la niña que conocimos todos, que era una niña absolutamente mimada por papá, mamá, el tío Juanito". 

Para él, 'La más grande' lo pasó muy mal con ella: "Mala estudiante, caprichosa, la Jurado sufría mucho y Pedro Carrasco también, se encaprichó de este muchacho y se volvió loca de amor (...) La Jurado lo pasaría fatal con todo esto". A pesar de todo, ha dicho que no defiende a ninguno de los dos: "No tomo parte ni de uno ni de otro", ha apostillado. 

Lea también - Chayo Mohedano apoya a su prima, Rocío Carrasco, tras sus desgarradores testimonios: "No juzguemos sin saber"

Durante el documental, la madre de Rocío y David Flores, recordó el disgusto que le dio a su madre cuando se fue con Antonio David: "Una de las cosas de las que más me arrepiento es de haber dejado a mi madre llorando y en el suelo (...) Mi madre me suplicó de rodillas que no me fuese con él". A estas declaraciones, Parada ha contestado: "Eso también es maltrato".

En los primeros episodios del documental, la hija de Pedro Carrasco contó el supuesto calvario que había vivido con Antonio David. Lo acusó de haberle quitado "de cuajo" a sus dos hijos con sus manipulaciones y lo definió como "un ser egocéntrico y diabólico".

También habló de las consecuencias que esto le dejó: "Llevo en tratamiento psiquiátrico y psicológico desde 2011 con un diagnóstico de síndrome ansioso y depresivo". Este diagnostico, tal y como apostillo, está certificado por "varios profesionales, entre ellos, el gabinete adscrito al tribunal de violencia sobre la mujer".

De sus declaraciones se han hecho eco políticos como Irene Montero, Íñigo Errejón o Rocío Monasterio. También ha contado con el apoyo de su prima, Chayo Mohedano; su tío, Amador; y la que fuera su tía política, Rosa Benito.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin