Actualidad

Isabel II le confía una importante labor a Guillermo de Inglaterra tras la crisis desatada por el príncipe Harry

Mientras que el príncipe Harry decepciona a la Casa Real Británica con sus declaraciones, la reina Isabel encuentra en Guillermo de Inglaterra un gran bastón en el que apoyarse. Tanto es así que este lunes le otorgó una función muy importante por segunda vez.

Lea también - Guillermo de Inglaterra responde a las acusaciones del príncipe Harry y Meghan Markle: "No somos una familia racista"

Los duques de Cambridge enviaron un comunicado este lunes: "La Reina ha designado al Príncipe William como Alto Comisionado de la Asamblea General de la Iglesia de Escocia este año", explican.

Se trata de un importante evento religioso que dura una semana y en el que "el Lord Alto Comisionado pronuncia discursos de apertura y cierre ante la Asamblea General e informa a Su Majestad sobre sus procedimientos", entre otros asuntos y actividades. Ya fue elegido para este cargo el año pasado, pero se trastocaron sus planes debido a la pandemia del Covid-19.

Para Isabel II esta es una tarea primordial. En la primera reunión del Consejo Privado de su reinado, que tuvo lugar en febrero de 1952, cuando ella tan solo tenía 26 años, se comprometió a que su familia siguiera estrechamente ligada a la Iglesia Escocesa.

Lea también - Meghan Markle mintió a Oprah Winfrey: no se casó con el príncipe Harry tres días antes de su boda oficial

"Los monarcas han jurado mantener la Iglesia de Escocia desde el siglo XVI", recuerdan en la nota. No obstante, la Iglesia de Escocia es completamente autónoma y, cuando la monarca acude a algunos de sus compromisos, lo hace como "miembro ordinario".

Esta decisión de Isabel II llega en un momento de crisis para la familia real británica. Hace unas semanas, el príncipe Harry y Meghan Markle acusaron a un miembro de la familia real de racista y desvelaron, entre otros asuntos, los pensamientos suicidas de la duquesa y el escaso respaldo que recibieron por parte de los royals.

La reina intentó buscar la paz con un comunicado y está tratando de reforzar las políticas de diversidad en la Casa Real. Guillermo se mostró tajante asegurando en público que no son una familia racista. Harry también confesó que tanto su padre como él están encerrados en la monarquía, a lo que el marido de Kate Middleton habría espetado recientemente: "No estoy atrapado", según fuentes del The Sunday Times

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin