Actualidad

Rocío Carrasco, sobre los supuestos malos tratos de Antonio David: "Me agarró del pelo y me dio con la cabeza en la mesa"

Rocío Carrasco contó su gran verdad este domingo en Telecinco, a través de los dos primeros capítulos de su documental. Tras 25 años en silencio, la hija de Rocío Jurado desveló el supuesto calvario al que se vio sometida durante su matrimonio con Antonio David Flores, el padre de sus dos hijos.

Tal y como contó, tras el accidente de coche que sufrieron en el año 2000 todo se oscureció: "Hubo alguna agresión verbal: 'inútil', 'no sirves para nada', 'estás gorda', 'eres tonta'...". Y fue más allá, según ella.

Lea también - Rocío Carrasco, "en tratamiento psiquiátrico y psicológico desde 2011": esta es la enfermedad mental que sufre

"Y ya no es la palabra, es la forma. Él tenía una cara de puertas para adentro, prepotente, de [que] todo lo sabía y 'tú no sabes nada', y luego estaba la otra parte, cuando había cámaras, que era todo maravilloso, besos, 'qué guapa', delante de la gente. Cuando terminaba el día, en la intimidad, me decía que lo hacía por mi bien y tú en ese momento no lo piensas, no lo ves, no te das cuenta de la gravedad que tiene, llega un momento que lo normalizas", aseguró, explicando que Antonio David cambiaba presuntamente de cara según la ocasión.

Rocííto confesó que también hubo maltrato físico: "Recuerdo un tirón de pelos, me coge del pelo y me da para abajo pero no sé de dónde viene el por qué de eso. Yo siento por un lado que me quiero ir a mi casa, lo cual no voy a hacer, y por otro estaba que no me podía mover, pero digo me levanto y lo reviento. Pero no hice ninguna de las dos cosas. No tengo claro cómo pasó, pero pasó y fue a mayores".

Lea también - Rocío Carrasco desvela la profecía de sus padres sobre Antonio David Flores: "No se equivocaron"

Así las cosas, su testimonio fue desgarrador: "Yo estaba sentada en un sofá, [junto a] una mesa camilla, y él me agarra el pelo, y me pega un tirón de pelos y me da con la cabeza en la mesa", cuenta Rocío. "[Después] subió, echándome a mí la culpa de todo lo que le ocurría en ese momento. Que si él no estuviera conmigo... Que no le merecía la pena... Que era todo por mi culpa".

Tras los supuestos malostratos, llegaba el perdón y el arrepentimiento: "Ese mismo día me dijo que me fuera con mi madre y que era una hija de puta. Después de eso llega un llanto, y llega un 'perdóname', y llega un 'estoy nervioso', y llega un 'hay que ver todo lo que me está pasando', 'me están crucificando por algo que no he hecho'... Llegan muchas cosas que, una vez más, yo justifico y disculpo. Entonces lo veía normal; lo veo ahora y pienso que qué poco sabía yo en aquel entonces que iba a ser mi verdugo", sentenció.

En el documental, emitido por fascículos televisados en la misma cadena que da de comer a Antonio David, la hija de Pedro Carrasco contó el supuesto calvario que había vivido con él. Lo acusó de haberle quitado "de cuajo" a sus dos hijos con sus manipulaciones y lo definió como "un ser egocéntrico y diabólico".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin