Actualidad

Kiko Rivera: su presunto hermano, hijo del doctor Cariñanos, dispuesto a contarlo todo

El bombazo informativo que se avecina este fin de semana, con la entrevista de Rocío Carrasco hablando por primera vez de su drama familiar no es el único que sacude el mundo del corazón.

Francisco Javier Muñoz, hijo reconocido del doctor Antonio Muñoz Cariñanos, prestigioso otorrino madrileño, Coronel del Ejército del Aire y piloto de aviones militares que atendía la voz de artistas conocidos, entre ellas la de Isabel Pantoja o Rocío Jurado, tiene la intención de hacer unas declaraciones explosivas. Su padre le habría asegurado ser también el padre de Kiko Rivera, una confesión que años después le ha animado a contactar con su presunto hermano para que se haga las pruebas de paternidad que demuestren esa sorprendente filiación.

Lea también: Bombazo: las pruebas de ADN que demuestran de quién es hijo en realidad Kiko Rivera

Parece que ese contacto, al menos telefónico, ya se ha producido aunque Kiko Rivera asegura en un tuit reciente que no tiene intención de hacerse ningún test de ADN. Por su parte, dos de los hijos del médico, que falleció en Sevilla el año 2000, víctima de un atentado de la banda terrorista ETA, podrían demandar a Telecinco, por hacerse eco de una información que consideran sin fundamento y que daña el honor de su padre.

Lo cierto es que Francisco Javier Muñoz, de cerca de 40 años, casi los mismos que el hijo de Isabel Pantoja, que tiene 37, es fruto de una relación extramatrimonial del médico. Cariñanos le aseguraba que era su padrino y se ocupó mucho de él en vida, como ahijado suyo y le ayudó en sus estudios, pero jamás le confesó ser su padre. Fue después del asesinato del doctor, cuando Francisco Javier Muñoz, supo quién era de verdad el médico, luchó en los tribunales para demostrarlo y cuando la Justicia le dio la razón, tuvo derecho a la herencia de su padre biológico y la indemnización que el Estado concedió a sus herederos como hijos de una víctima de ETA.

Lea también: Kiko Rivera, ni coca ni chavalas ni noches a tumba abierta: así quiere vivir tras romper con su madre

Hace años que se comenta el asombroso parecido de Kiko Rivera y el otorrino de su madre, como posible hijo del médico sevillano. Fue el propio hijo de Isabel Pantoja quien lo sacó a relucir el pasado noviembre, en la entrevista donde denunciaba a su madre por robarle su herencia: "Se ha llegado a cuestionar que mi padre no era Paquirri, sino el doctor Muñoz Cariñanos, me hubiera gustado que mi madre saliera en mi defensa", dijo el hermano de Isa P.

Torpeza, ganas de herir más a su madre, o buscar alimentar el escándalo, el caso es Kiko Rivera puso en marcha el ventilador y ahora no hay quien lo pare. Francisco Javier Muñoz reside en Francia, donde ha trabajado como auxiliar de vuelo, es un hombre pacífico y discreto, al menos hasta ahora, pero no va a dejar pasar esta oportunidad de hacerse famoso y ganar mucho dinero subiéndose al carro de las exclusivas que generan los Pantoja-Rivera.

El marido de Irene Rosales recordó en noviembre en u na de su escandalosas entrevistas pagadas para Telecinco que durante mucho tiempo se especuló con la posibilidad de que no fuera hijo de Paquirri, sino del médico personal de Isabel Pantoja. Socialité llegó a desvelar después los resultados de un test de ADN al que se sometió, sin querer, Kiko Rivera hace dos años.

Todo sucedió en marzo de 2018 en Manchester, donde el Sevilla visitó al United en partido de vuelta de los octavos de final de la Champions League. Kiko Rivera se desplazó hasta tierras inglesas para animar a su equipo del alma, y allí coincidió con uno de los hijos de Muñoz Cariñanos, que quiso salir de dudas sobre si el cantante era su hermano o no.

"Es igual que yo, quería saber si era mi hermano o no. Coincidí con él en Manchester, en un partido de fútbol. Dio la casualidad de que se sentó tres filas delante de mi. Se fumó un cigarro y cogí la colilla al acabar el partido. Le hice la prueba de ADN, estaba obsesionado con la idea. A los diez días me dieron el resultado", aseguró el joven en una entrevista a El Español.

¿El resultado? Ganó el Sevilla por 1-2 y se clasificó para los cuartos de final. Ah, y el test de ADN dio negativo. Según Socialité, Kiko Rivera no es hijo del doctor Antonio Muñoz Cariñanos.

Pero la duda persiste no solo porque el parecido físico es evidente, y se ha reflejado durante años en las redes sociales en tono de burla, sino porque Kiko volvió a sacar el tema y le reprochaba a su madre que nunca le hubiera explicado nada de este hombre que fue amigo de Isabel, médico personal y en su día se rumoreó que tuvieron una relación sentimental.

Uno de los hijos biológicos del doctor Cariñanos fue quien consiguió esta prueba de ADN. "Siempre he escuchado un rumor, que mi padre era médico de Isabel Pantoja y tuvieron un romance, se decía que Kiko Rivera podría ser hijo de mi padre, llegué al punto de hacerme las pruebas de ADN con él, yo me veo parecido, yo estaba convencido de que era mi hermano por el parecido físico, es igual que yo", dijo. 

Francisco Javier, el hijo que tuvo Cariñanos fuera del matrimonio, pero reconocido, dice ahora que él también tenía ciertas sospechas y que para disipar cualquier duda está dispuesto a someterse a las pruebas. 

Cariñanos murió asesinado por la banda terrorista Eta hace 21 años de un disparo a bocajarro. Al funeral acudió Isabel Pantoja totalmente rota y abatida, ya que su relación entonces era de plena confianza, una relación que tenían de amistad desde hacía más de 27 años. Pero antes de fallecer, el mismo Cariñanos bromeaba con este asunto, hablaba con cierta sorna de las veces que Isabel había acudido a su consulta o a su casa sola. Desde luego, Cariñanos llegó a ser portada de revistas del corazón hablando de su amistad con la paciente Pantoja.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin