Actualidad

Mónica García, la mujer que le ha dicho 'no' a Pablo Iglesias: médico, ex velocista y madre de tres hijos

Mónica García le dio un portazo a Pablo Iglesias tras su propuesta de unir la candidatura de Unidas Podemos y Más Madrid para las próximas elecciones autonómicas. Durante este último año, sus reproches a Isabel Díaz Ayuso (PP) también han sido muy sonados. Como profesional sanitaria ha plantado cara al Covid-19 y desde diciembre ha retomado su labor como anestesista, profesión a la que no ha dado de lado durante su carrera política.

"Las mujeres estamos cansadas de hacer el trabajo sucio para que en los momentos históricos nos pidan que nos apartemos (...) Las mujeres hemos demostrado con creces que sabemos frenar a la ultraderecha sin necesidad de que nadie nos tutele", expresó en Instagram en referencia a su 'no' al podemita. 

Después, Iglesias opinó sobre la decisión del partido de Íñigo Errejón: "Creo que habríamos despertado mucha ilusión con una candidatura unitaria, pero máximo respeto a la decisión de los dirigentes de Más Madrid".

Mónica García nació el 16 de enero de 1974 en la capital española. Es hija de dos psiquiatras, Sergio García Reyes, y Rosa María Gómez Rojo, ya fallecida. Su padre era militante del Partido Comunista y fue diputado entre 1983 y 1987 en la Asamblea. 

Lea también - Yolanda Díaz, la sucesora de Pablo Iglesias: casada con un delineante, madre de una niña y estilazo

La diputada estudió Medicina y Cirugía y se especializó en Anestesiología y Reanimación. También se doctoró en Dirección Médica y Gestión Pública. Desde 2004 trabaja como anestesista en el Hospital 12 de octubre. 

En los primeros meses del azote del coronavirus también ha estado luchando en primera línea frente a la pandemia: "Durante los meses más duros de mi vida he estado en la UCI de lo que considero mi segunda casa que es el Hospital 12 de octubre", recordó en Twitter esta semana para defender su candidatura. 

"Teníamos la sensación real de que nos estábamos dejando a gente fuera. Hasta ahora no habíamos dejado nunca a nadie fuera porque tenemos un sistema universal y básicamente estamos acostumbrados a que nuestros hospitales atienden a todo el mundo", aseguró en una entrevista a ElDiario.es

Mónica es muy reservada con su vida privada. Está casada en separación de bienes, heredó dos pisos y es propietaria de un Renault Trafic. En cuentas corrientes declaró 111.000 euros en total y en 2017 ganó 67.000 euros, tal y como recogió en su declaración de la renta. 

En alguna ocasión ha hablado pinceladas de sus tres hijos, que tienen entre cuatro y nueve años: "Yo quiero que mis hijos estén conmigo o con su padre, por eso muchas veces me veo trabajando por la noche. Actualmente no hay conciencia de que la conciliación consiste en renunciar", manifestó en Diario Médico.

Lea también - Ángel Gabilondo, el rival sosegado de Ayuso y Pablo Iglesias: ex fraile, divorciado y con novia desde hace 25 años

A menudo también comparte alguna imagen de sus retoños en las redes sociales: "Hace casi 6 años de esta foto. Mi hija y yo en la Asamblea de Madrid", "Tan grande y tan pequeñito a la vez. Es el mediano pero está a punto de ponerse mis zapatillas" o "Se van haciendo mayores y queda poco para que no haga falta acompañarles al cole. Mientras tanto y cuando puedo hacerlo, lo disfruto como si tuviera fecha de caducidad", tiene escrito en sus redes junto a varias instantáneas de ellos.

En Instagram también presume de su pasión por el deporte, incluso quedó segunda en los 100 metros vallas de España. En sus días libres, especialmente en verano, también le gusta viajar en autocaravana con sus hijos y su marido. Su destino favorito, Galicia. 

Su andadura política comenzó en 2015. Se convirtió en la portavoz de la Asociación de Facultativos Especialistas para protestar contra la privatización de la sanidad en las famosas movilizaciones de las mareas blancas. Tras esto se unió al partido de Pablo Iglesias consiguiendo un escaño en la Asamblea. 

Lea también - El fulgurante ascenso de Ione Belarra: de activista sin trabajo a ministra y secretaria de Estado con un sueldo de 8.500 euros al mes

Entre 2017 y 2019 también fue portavoz de la Comisión de Sanidad. En 2019 dio el salto a Más Madrid tras la ruptura de Pablo Iglesias e Íñigo Errejón. Es la líder del partido autonómico, dispuesta a ponerle las cosas difíciles a Isabel Díaz Ayuso y a sus rivales de la izquierda, Ángel Gabilondo y Pablo Iglesias.

En febrero de este año se convirtió en noticia tras devolver 13.000 euros que cobró de más como parlamentaria. Los recibió como si se dedicara completamente a su labor de diputada, mientras estaba de baja laboral como médico anestesista. Desde su partido alegaron que fue ella quien se percató del error mientras que otros grupos apostillaron que "se dieron cuenta los servicios de la Cámara, y ellos avisaron", según ABC.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Carmen
A Favor
En Contra

Para llevarlo todo, además de responsabilidad y organización, hace falta ambición. Que está bien tenerla, pero no anteponerla a un bien común, sea hombre o mujer.

Puntuación -1
#1
Carmen
A Favor
En Contra

Y... a qué llama exactamente "trabajo sucio"?

Puntuación -1
#2