Actualidad

La familia de Ángel Nieto, en guerra por su herencia de más de 30 millones de euros

Han pasado tres años y medio desde la muerte de Ángel Nieto, en agosto de 2017, y ya nada es igual en la familia del campeón 12+1. La herencia del piloto, valorada en más de 30 millones de euros entre activos y numerosas propiedades, ha provocado una guerra sin cuartel entre los familiares del legendario motociclista.

La batalla se divide en dos bandos. Por un lado están los dos hijos mayores del piloto, Gelete y Pablo, nacidos de su relación con Pepi Aguilar, la primera mujer de Ángel y la única viuda oficial del deportista, ya que nunca se llegó a separar de ella de forma legal. De hecho, es quien está cobrando la pensión de viudedad.

Gelete Nieto, Pablo Nieto y Belinda Alonso

En el otro lado del ring se encuentran Belinda Alonso, la mujer que ocupó el corazón de Ángel durante los últimos 20 años de su vida, y el hijo que ambos tuvieron, Hugo Nieto. Según cuenta Libertad Digital, Belinda fue la primera que hizo estallar la guerra familiar al firmar con la compañía de seguros una indemnización de 900.000 euros como únicos perjudicados del accidente por el que Ángel Nieto perdió la vida.

Belinda Alonso con su hijo, Hugo Nieto

El asunto de la indemnización se une a la lucha que libran en los tribunales contra los dos hijos mayores del piloto para reclamar su parte de la millonaria herencia. Gelete y Pablo, a la vez, han sido los encargados de denunciar a la alemana que embistió con su coche el quad en el que viajaba el fallecido. Le acusan de homicidio imprudente.

El juicio tuvo lugar este mismo miércoles. En el mismo, la acusada aseguró que circulaba a 30 kilómetros por hora, que iba atenta, que no vio ninguna señal luminosa del quad y que circulaba a tres metros de distancia del mismo. Estas declaraciones se contradicen con los datos que constan en el atestado del accidente, declaraciones de testigos y de los agentes de policía que acudieron al lugar de los hechos en el momento del accidente.

Aunque el Juzgado de instrucción número dos de Ibiza decretó el sobreseimiento provisional de la causa en febrero de 2018 al apreciar que el piloto conducía con el casco desabrochado y el golpe de su cabeza contra el suelo fue la causa real de su muerte, sus dos hijos mayores y la madre de ambos recurrieron ante la Audiencia Provincial de Palma, que finalmente ordenó en verano de 2018 la reapertura de la causa al apreciar sus argumentos.

Estas causas judiciales han creado un ambiente enrarecido en la familia e incluso algunos medios aseguran que Belinda no se habla con los dos hijos mayores de Ángel. Entre los tres hermanos hay una relación cordial, como se aprecia de sus imágenes juntos en el último homenaje a su padre.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin