Actualidad

Carla Bruni, sobre 'su' hombre Nicolas Sarkozy: "Mi marido no volverá a la política porque no quiere divorciarse"

Hace dos semanas, Nicolas Sarkozy fue condenado a tres años de prisión por corrupción y tráfico de influencias tras intentar sobornar a un juez en 2014. Inmediatamente después de conocerse la noticia, su esposa, Carla Bruni, lo apoyó en Instagram con un mensaje cargado de amor. Ahora, la cantante ha vuelto a pronunciarse y ha hablado de lo profundamente enamorada que está de "su" hombre.

La italiana confía plenamente en la inocencia de su marido: "A mí me gusta apoyar a mi hombre… Y ¿sabes qué? Que mi hombre también lo hace. Es un intercambio. Mi hombre me cuida. Si tengo un problema, él está ahí. Todo el tiempo. Es algo mutuo", ha asegurado en Vanity Fair, en referencia a una canción y a un texto que compartió en diciembre, en el que se leía 'Stand by my man' (Apoyo a mi hombre).

Después, ha negado un hipotético retorno del ex presidente de Francia a la política: "Mi marido no volverá a la política porque no quiere divorciarse (...) Está muy enamorado, así que tendría que cambiarme por otra", ha confesado entre risas.

Lea tambiénEl mensaje de Carla Bruni a Nicolas Sarkozy tras ser condenado a tres años de cárcel: "La verdad saldrá a la luz"

A la ex primera dama le aterroriza pensar que su marido vuelva al mundo político: "No, no, no, no más política, ¡se acabó! No solo por mí sino porque mi marido que, en mi opinión, ha sido el mejor presidente que hemos tenido en años, no fue reelegido. Y esto es una democracia, así que se acabó. ¡No, no, no! No va a volver a la política".

No obstante, ha aclarado que, tras dejar la política, Sarkozy no está de brazos cruzados: "Él es un hombre de acción. Tiene un nuevo empleo, mi marido es abogado, y está trabajando muchísimo. Gente de todo el mundo viene a París a pedirle consejo. Por primera vez en su vida está ganando algo de dinero, porque como sabrás, a los políticos no les suele ir muy bien en ese aspecto. Tenemos cinco hijos, tres nietos, somos felices. No queremos más política... Está en otra etapa de su vida y es feliz", ha recalcado.

¿Qué opina de la monarquía española?

En esta entrevista también ha recordado lo bien que la trató la reina Sofía y ha mostrado su admiración por Felipe VI y doña Letizia: "La reina Sofía fue extremadamente amable y cálida conmigo (...) En cuanto a los reyes, hacen una pareja preciosa. Obviamente están muy enamorados, mi sensación fue que almorzábamos con una familia normal, no con reyes y reinas. Estaban los padres, don Juan Carlos y doña Sofía; el hijo, la nuera, dos niñas pequeñas…".

Sobre la consorte asturiana, además, ha tenido unas palabras de cariño y respeto: "No debe de ser fácil en absoluto estar en esa posición, pero creo que la reina Letizia está haciendo un gran trabajo. Es guapísima, elegante, generosa, discreta. Ella era periodista, así que ha tenido que aprenderlo todo. No pertenece a una de esas familias habituadas a contar con una reina entre sus miembros. Es noble por naturaleza".

En cuanto al terreno político, tiene un buen recuerdo de José Luis Rodríguez Zapatero y su mujer, Sonsoles Espinosa: "En España los socialistas son fantásticos, no como en Francia. Recuerdo a Zapatero, un hombre muy agradable. Y su mujer, que además era cantante, también. Gente muy moderada e inteligente".

La terapia y sus secretos de belleza

Entre otros asuntos, ha desvelado que desde hace casi dos décadas cuida de su salud mental: "Llevo yendo a terapia 17 años (...) Todavía voy de vez en cuando. Mi terapeuta murió, de hecho. Dios, no sé por qué me río, porque no me hizo ninguna gracia cuando falleció".

Carla le está muy agradecida a su desaparecido especialista: "Salvó mi vida, porque yo estaba muy confundida. La terapia no te soluciona la vida, pero te ayuda a alcanzar cierta armonía interior".

Por otro lado, ha asegurado que la estética no le importa tanto y que nunca se ha inyectado bótox para corregir imperfecciones: ·El bótox no es bueno a mi edad. A los 30 años sí, pero a mi edad el problema no son las arrugas, sino mantenerlo todo en su sitio. Lo que a mí me gusta, lo que yo me hago, son tratamientos con láser. Si me dices que con un determinado tratamiento nada va a salir mal, yo me lo hago. Lo único que me asusta es que salga mal y, entonces, se acabó. Porque es para siempre", ha sentenciado. 

Bruni y Sarkozy cumplieron el pasado mes de febrero trece años de matrimonio. Se casaron en 2008 y tres años después llegó al mundo su primera y única hija en común, Giulia. Además, la cantante tiene un hijo, Aurélien Enthoven, fruto de su matrimonio con Raphaël Enthoven; mientras que Nicolás tiene tres, Pierre, Jean y Louis, nacidos de sus dos matrimonios anteriores.

Tras ser condenado, Sarkozy volverá este miércoles a los juzgados por la presunta la financiación irregular de su campaña electoral de 2012. Lo acusan de haber utilizado falsas facturas, que le habrían permitido doblar el máximo de gastos autorizados por ley.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin