Actualidad

Kiko Rivera puede abrir las puertas de Cantora a los familiares a los que su tito Agustín no deja entrar

Al tito Agustín le puede salir el tiro por la culata. El oscuro cancerbero de Cantora, el que elige quien puede entrar o no en la finca, tendrá que obedecer a su sobrino Kiko Rivera. El DJ es dueño de casi el cincuenta por ciento de la propiedad y puede decidir abrir la puerta a aquellos a los que el hermanisimo de Isabel Pantoja se la cierra.

Lea también - Kiko Rivera arregla su economía destrozando a su madre: se compra un cochazo por más de 100.000 euros

En pleno escandaloso rumor de que Kiko quiere hacerse las pruebas de ADN para aclarar de una vez por todas si su padre es Francisco Rivera 'Paquirri' o el ya fallecido doctor Antonio Muñoz Caríñanos, el hijo de la tonadillera presentaría batalla a su tito, posicionándose al lado de esos familiares que no consiguen visitar en la finca a la abuela doña Ana, enferma de Alzheimer. Uno de ellos es su hijo Bernardo, al que, según el mismo Kiko, negaron la posibilidad de ver a su octogenaria madre.

Aunque Bernardo dijo que no es cierto que su hermano Agustín le negara el paso al cortijo, su sobrino Kiko insiste en que la situación es la contraria y que el ninguneo a su tío fue una realidad. Desgraciadamente, sola Ana, por su enfermedad, es ajena a todo tipo de conflictos familiares.

Lea también - Isabel Pantoja, "con el corazón roto" tras el último ataque de Kiko Rivera: "Mi hijo hace esto por dinero"

Por otro lado, el hijo del médico asegura que "mi padre nos dijo que Paquito, o sea Kiko, era hijo suyo". Tenemos que recordar que la amistad de Caríñanos con la cantante fue muy estrecha durante muchos años.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin