Actualidad

Anne Igartiburu y Heras-Casado, dos ex muy bien avenidos: la presentadora apoya a Pablo en el Teatro Real

Anne Igartiburu y Pablo Heras-Casado siguen manteniendo una relación muy cordial a pesar del divorcio. Tanto es así que la presentadora acudió este jueves al Teatro Real de Madrid para disfrutar del espectáculo del director de orquesta. Los dos pusieron fin a su matrimonio hace unos meses después de seis años de relación y cinco de matrimonio.

Lea también - Anne Igartiburu cumple 52 años: sopla las velas sin Pablo Heras-Casado y refugiada en su nuevo trabajo

La vasca compartió un vídeo en Instagram desde el Teatro Real. Aparece Pablo saludando al público tras terminar la función: "Bravo Pablo, Bravo Teatro Real", escribió emocionada.

La presentadora asistió con su amigo Jacob Bendahan, con el que después publicó un selfie: "¿Ya son unas cuantas juntos, ¿eh querido?". Según cuenta Hola, no es la primera vez que Anne presencia la función de su ex marido. También acudió al estreno que se celebró el pasado 13 de febrero, cuando ya no estaban juntos como pareja. 

Lea también - La separación de Anne Igartiburu y Pablo Heras-Casado, en cifras: así se reparten su fortuna

Los dos se conocieron hace ya seis años, cuando la conductora lo entrevistó para un programa de radio: "Fui a entrevistarle y fue un lujazo entrevistar a un pedazo de artista como ese. Además, es muy guapo. Es una suerte vivir al lado de una artista, comprometido con el arte", confesó Anne en el mismo programa de Canal Sur.

"Le echó dos narices porque encontrarse con una mujer que estaba a punto de recibir a su segundo hijo. Hay que tener valor", le dijo la presentadora a Toñi Moreno en octubre de 2020.

En 2016 le dieron la bienvenida a Nicolás, el primer hijo biológico de la vasca y el único que tienen en común. Igartiburu también tiene a Noa, a la que adoptó en 2004 en la India con su ex marido, el bailarín Igor Yebra; y a Carmen, a la que adoptó en Vietnam en 2013 cuando estaba soltera.

Tras emprender caminos separados ella se quedó en la casa de Madrid que compartieron, que está a su nombre, y él se mudó a un piso cercano al Teatro Real de Madrid, donde trabajan. Cierto es que no han encontrado complicaciones a la hora de repartir los bienes. Separaron su patrimonio antes de casarse, por lo que cada uno ha continuado con lo suyo sin problemas.

La separación de ellos ha sido cordial y entre los dos sigue quedando una bonita amistad. Es frecuente que se intercambien mensajes en el muro de los comentarios.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin