Actualidad

La verdad de la crisis de Iker Casillas y Sara Carbonero: iban a anunciar su divorcio cuando ella fue operada de nuevo

Miércoles convulso en torno a la situación del matrimonio de Iker Casillas (39) y Sara Carbonero (37). El día amaneció con la noticia de su separación, destapada por Lecturas y desmentida horas después por Hola, desde donde aseguraban que siguen viviendo juntos y que no se han divorciado.

Este jueves, fuentes cercanas al matrimonio cuentan a ABC que Lecturas se adelantó a la intención de Iker y Sara de anunciar oficialmente su divorcio a través de un comunicado que ya estaría redactado. Al parecer, el exportero y la periodista tenían previsto haberlo hecho a principios de este 2021, pero Sara fue ingresada en febrero en el hospital para someterse a una nueva operación.

La hospitalización de la presentadora hizo que cambiaran las prioridades. No solo no lo anunciaron, sino que Iker fue fotografiado saliendo y entrando en la Clínica Universidad de Navarra en Madrid durante los días que su mujer estaba ingresada. También abandonó el hospital junto a ella el pasado 12 de febrero. Anunciar la separación en aquellos momentos habría provocado una gran cantidad de críticas contra Casillas, por dejar a la madre de sus dos hijos en una situación tan difícil.

Lea también - Sara Carbonero se vuelca en su nuevo proyecto laboral y pasa de los rumores de su separación de Iker Casillas

Los respectivos amigos de Iker y Sara saben que llevan haciendo vidas separadas desde hace meses. Mientras que unos dicen que viven en la misma urbanización en Pozuelo de Alarcón, pero en casas separadas, otros apuntan a que lo hacen en la misma vivienda, pero en habitaciones separadas.

Desde entorno del exportero son discretos y claros: "Técnicamente hacían vida de separados" o "Será que sí, yo ya ni le pregunto por ella porque es perder el tiempo". Sin embargo, algunos compañeros de Radio Marca, donde ahora trabaja Sara, explican "que no les consta en absoluto que estén separados".

Sea como fuere, parece que la relación entre Iker y Sara está herida de muerte. El motivo de su gravísima crisis es el desgaste que ha sufrido el matrimonio en los últimos años, sobre todo por sus respectivos problemas médicos. La periodista fue diagnosticada de un cáncer de ovarios en mayo de 2019, pocas semanas después del infarto del exguardameta del Real Madrid. Ella no se sintió apoyada por él, quien estuvo más centrado en volver a jugar al fútbol que en arropar a su mujer. Él mismo lo reconoció en verano de 2020: "No he estado con Sara todo lo que debería", una confesión que fue el principio del fin del matrimonio.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin