Actualidad

Iker Casillas y Sara Carbonero: de su legendario beso a sus enfermedades y problemas matrimoniales

Iker Casillas y Sara Carbonero se separan. Así titula este miércoles Lecturas su portada. El exportero y la periodista habrían puesto fin a sus 11 años de amor y casi 5 de matrimonio, tiempo durante el que nacieron sus dos hijos: Martín y Lucas, de 7 y 4 años, respectivamente.

Desde el medio aseguran que ambos hacen vida por separado desde hace meses e incluso Iker Casillas se ha alquilado una casa cercana al domicilio conyugal para que sus retoños no se ven afectados por la separación de sus padres. Por el momento, ni Casillas ni Sara Carbonero han reaccionado a la noticia.

Los últimos años han sido muy complicados para el matrimonio. Primero fue el infarto del exguardameta el 1 de mayo de 2019 y, poco después, el cáncer de ovarios de la presentadora. Estos dos duros varapalos les unieron más, pero también influyeron en su forma de ver la relación y afectaron a su día a día juntos.

La mudanza desde Oporto a Madrid de este verano no ha hecho más que complicar la situación, derivando en el divorcio que desvela Lecturas. Regresar a España conllevaba volver a la esfera pública, con el acoso de los medios incluido, lo que ha terminado por alterar aún más la rutina de ambos, mucho más esquivos que cuando residían en tierras portuguesas y apenas sentían la atención de la prensa.

De confirmarse la información, la separación de Iker y Sara supondrá un gran terremoto en la crónica social española. Desde aquel beso en el Mundial de Sudáfrica 2010 ante las cámaras cuando ella le entrevistaba a él, su relación ha sido seguida con máxima expectación por todos, por lo que el supuesto final es un disgusto para los amigos de ambos y sus millones de fans.

La sorpresa por su separación es mayúscula, ya que los últimos gestos de Iker y Sara no apuntaban a este final. En el día de cumpleaños de la periodista, su marido le escribió: "37 inviernos. ¡Muchas felicidades! ¡El baile sigue...hay que bailar hasta el final!", junto a una imagen de ella en Instagram. La presentadora le respondió con un guiño: "Reina del baile". Además, Casillas no se separó de su mujer durante su último ingreso hospitalario en Madrid.

Sin embargo, parece que los problemas que arrastraba el matrimonio han podido con su amor. No obstante, su relación es muy cercana y ambos se apoyan en momentos importantes. No harán un espectáculo de su ruptura y solo miran por sus hijos, su gran obsesión tras una separación que nadie intuía aquel 20 de marzo de 2016 en el que se casaron en secreto ante un notario de Boadilla del Monte. Junto a ellos solo estaba Lucas y Sara estaba embarazada de Martín.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

ESTABA CANTADO
A Favor
En Contra

LA UNIÓN DE UNA SOSA CON UN GARRULO NO TIENE FUTURO

Puntuación 1
#1
A MÁS A MÁS
A Favor
En Contra

Y ADEMÁS A UN HIJO LE PONEN DE NOMBRE LUCAS COMO SI FUERA UN PERRO

ES PARA DARLES DE HOSTIAS Y NO PARAR

Puntuación 1
#2