Actualidad

Esther Doña recupera la sonrisa cuando está a punto de cumplirse un año del fallecimiento del Marqués de Griñón

El 20 de marzo se cumplirá el primer aniversario de muerte de Carlos Falcó, el recordado Marqués de Griñón, que falleció a los 83 años en un hospital madrileño a causa del Coronavirus, dejando desolados a todos sus seres queridos y a su mujer, Esther Doña, con quien vivía uno de los momentos más dulces de su relación, repletos de planes que nunca pudieron llevar a cabo.

Ocho meses después, y cuando recuperaba tímidamente la sonrisa, la malagueña sufría otro duro varapalo con la muerte, también por Covid, de su padre, a quien estaba muy unida.

Arropada por su familia y sus íntimos amigos, y con el paso de los meses, Esther ha pasado página y, aunque confiesa que no ha rehecho su vida sentimental y por el momento no tiene ganas de enamorarse porque sigue teniendo a Carlos Falcó muy reciente, recupera poco a poco su vida social y hemos podido verla disfrutando de una relajada cena en un conocido restaurante de la capital.

Muy discreta, la malagueña ha evitado pronunciarse acerca de la noticia de que Tamara Falcó ya es, tras la carta otorgada por el Rey Felipe VI, Marquesa de Griñón oficialmente. Esther, que no mantiene relación con la hija de su marido, guarda silencio sobre la socialité, que atraviesa por un gran momento tanto a nivel personal por su noviazgo con Íñigo Onieva, como a nivel profesional por éxito televisivo.

Con una tímida sonrisa, la viuda de Carlos Falcó asegura que se encuentra "muy bien" y confiesa que echa mucho de menos a su marido cuando, en tan sólo unos días se cumplirá un año de su inesperado fallecimiento. En el siguiente vídeo te mostramos sus declaraciones.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin