Actualidad

Meghan Markle denuncia que nadie le enseñó el protocolo real (excepto Sarah Ferguson): "Quería que estuvieran orgullosos de mí"

Meghan Markle se quejó ante Oprah Winfrey de que nadie le impartió las necesarias lecciones de protocolo para saber cómo comportarse en los actos sociales propios de la realeza, deslizando, sin decirlo así, que alguien quería que hiciera el ridículo.

Lea también - Meghan Markle y el príncipe Harry acusan de racismo a la familia real: temían que Archie fuera "demasiado moreno"

"¿Mi plan era esto? No hay clase en cómo hablar cómo. Cómo cruzar las piernas. Estábamos haciendo todo el entrenamiento para esto", señaló la mujer del príncipe Harry durante la entrevista de dos horas emitida por la CBS. 

La duquesa de Sussex confesó que dedicaba las noches a meterse en Google para averiguar las formas y comportamientos. ¿Qué hacer mientras sonaba en un acto solemne el himno nacional? ¿Cómo evitar situaciones vergonzosas?

Lea también - Meghan Markle cuenta la verdad de sus peleas y envidias con su cuñada, Kate Middleton: "Me hizo llorar"

"Quería que estuvieran orgullosos de mí", se justificaba. La duquesa de Sussex desveló que fue su tía política, Sarah Ferguson, quien la ayudó. Tal vez porque la ex mujer del príncipe Andrés sabía lo mal que lo estaba pasando ella. 

Dijo que fue la duquesa de York quien le enseñó a hacer una reverencia minutos antes de conocer a la abuela de su marido, la reina de Inglaterra. La ex del príncipe Andrés dio esa improvisada lección a la nueva en The Royal Lodge, en Windsor, cuando Isabel II iba a encontrarse cara a cara por primera vez.

Fue justo antes de que llegara cuando Sarah le preguntó si sabía hacer la reverencia. Meghan le dijo que no. "Estuvimos practicando delante de la casa. Según dicen hice una reverencia muy buena pero no me acuerdo", precisó.

La que fuera actriz de Suits estaba acostumbrada a protocolos, pero ninguno era como el de la Casa Real: "Crecí en Los Ángeles, veo celebridades todo el tiempo. no es lo mismo. Este es un juego de pelota completamente diferente", explicó.

Minutos antes explicó las sensaciones que experimentó cuando aterrizó en la familia real: "Yo llegue de manera muy inocente (...) No entendía cuál era mi trabajo, ni que significaba trabajar como miembro de la realeza", añadió  después de desvelar que se casó con el príncipe Harry tres días antes de la pomposa boda oficial

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin