Actualidad

Los diez días de infarto de Arantxa Sánchez Vicario y su marido: ¿éxito, ruina o cárcel?

"¿De qué vive Arantxa Sánchez Vicario?", se preguntan sus antiguos amigos del mundo del tenis y conocidos suyos de cuando vivía en Barcelona. Desde su separación de Josep Santacana hace ya más de tres años, la situación económica de la campeona de Roland Garros es precaria.

La barcelonesa, de 49 años, ha vivido desde entonces de sus clases en un colegio de Miami y también de comentar competiciones importantes de tenis en alguna cadena de televisión norteamericana. Sin embargo, desde que la pandemia paralizó el mundo hace justamente un año, muchos colegios de Florida cerraron y el coronavirus puso patas arriba el calendario deportivo.

Lea también - Arantxa Sánchez Vicario pierde a su súper abogado americano: Maurice Kutner muere de cáncer

Su divorcio del empresario catalán se ralentizó porque se dirime tanto en Miami como en Barcelona, dos competencias judicialmente independientes y hasta enfrentadas por leyes muy diversas. Eso complica enormemente la situación. Pero el proceso está a punto de llegar a su final y el desenlace cambiará  el presente y futuro de Arantxa y del que todavía es su marido.

17 de marzo

Este 17 de marzo, la Sección 12 de la Audiencia Provincial de Barcelona, emitirá el fallo sobre el petición de Arantxa Sánchez Vicario contra la sentencia de divorcio dictada en 2019 por el Juzgado de Esplugas de Llobregat. Santacana había solicitado el divorcio en la misma jurisdicción donde había contraído matrimonio con la deportista catalana y el Juzgado se lo concedió. Pero el recurso de la tenista paralizó la sentencia definitiva, de ahí que oficialmente sigan casados.

¿Miami o Barcelona?

A Sánchez Vicario le interesaba mucho más divorciarse en Miami, donde Santacana debe detallar el origen de sus cuentas bancarias y sus negocios. Según su esposa, abusando de su amor y de su buena fe, su marido "saqueó" la gran fortuna que ella había ganado a lo largo de su exitosa carrera deportiva, dejándola sin nada. A su vez, Santacana prefiere que la Audiencia de Barcelona confirme el divorcio porque estarían vigentes los acuerdos prematrimoniales firmados por ambos antes de la boda y ratificados más tarde, por los que en caso de finalizar su matrimonio no habría nada que repartir entre ellos ni tendría que rendir a su ex mujer cuentas de ningún tipo.

En caso de que la Audiencia de Barcelona decidiera inhibirse y dejar que fuera el tribunal de Miami quien llevara el divorcio solicitado por Sánchez Vicario, Santacana tendría motivos para preocuparse. En Miami los acuerdos prematrimoniales de separación de bienes firmados en España no tienen ningún valor.

Lea también: Arantxa Sánchez Vicario y su ex marido se enfrentan a cuatro años de cárcel: continúa su tregua con el Banco de Luxemburgo

Ruina y prisión

La expectación ante el fallo, que se conocerá días después de la deliberación, es enorme para unos y otros. De ratificar la Audiencia su divorcio, para Arantxa Sánchez Vicario es la confirmación definitiva de su ruina, sin olvidar que el Banco de Luxemburgo reclama al matrimonio casi 7 millones de euros por un aval impagado, más los costes y los intereses. Piden la apertura de juicio oral y pena de cuatro años de prisión.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin