Actualidad

Henar Ortiz, la tía podemita de Letizia, exige que le quiten a don Juan Carlos el título de Rey Emérito

Henar Ortiz Álvarez, decoradora de profesión, es conocida por ser tía de la reina Letizia. Es decir, es hija de Menchu Álvarez del Valle y José Luis Ortiz, y hermana de Jesús Ortiz , el padre de la mujer de Felipe VI. Es la única tía carnal de la consorte porque Cristina, la tercera hermana, y madrina de bautismo de Letizia, falleció en 2001.

Pero para la tita Henar no hay parentescos que valgan. Su libertad de expresión está por encima de que su sobrina sea reina de una Monarquia que la hermana de Jesús Ortiz, como buena republicana, detesta. Va a su aire y no admite consejos, aunque vengan de su propia familia.

A la tita Henar le ha venido bien el último escándalo de las vacunaciones de las infantas Elena y Cristina para pedir públicamente desde su Twitter "firmas para exigir la retirada del título de emérito al rey Juan Carlos I.

No es la primera vez que avala peticiones de este tipo. Anti monárquica a ultranza, a finales de julio del 2020 solicitaba que se vote entre las opciones republica o menarquia, y en su escrito en las redes argumentaba textualmente que "la herencia recibida por Felipe VI no arroja transparencia. El actual rey y su familia siguen disfrutando de unos privilegios adquiridos sólo por mandato sanguíneo", dice Henar.

Lea también: Zarzuela dice que Felipe VI y Letizia se vacunarán cuando corresponda y que no es responsable de lo que hagan las infantas Elena y Cristina

Por esa regla de tres, ella debería incluirse en el saco al ser tía directa de la reina Letizia, pero parece olvidarse del estatus de su sobrina. Así se manifestó en una entrevista: "No mezclo parentesco con ideología. Ni modelo de Estado con el que yo quiero.", decía claramente.

Al cuestionarle que si en esa hipotética votación salía perdiendo la institución real, y que Letizia dejaría de ser reina, contestó sin inmutarse: "A mi sobrina nunca le faltaría trabajo".

Se rumorea que esta última le pidió en una ocasión que no montara ningún escándalo, que suavizara su actitud en lo posible pero, a la vista de las circunstancias, su polémica tía no le ha hecho ni caso. Desde luego, los republicanos encuentran en ella una buena embajadora.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin