Actualidad

José María Michavila y Alejandra Salinas, sobrina de Mercedes Milá, posponen su boda por "la crisis sanitaria"

José María Michavila (60) y Alejandra Salinas (43) han cambiado de planes. El exministro de José María Aznar y la aristócrata, sobrina de Mercedes Milá, tenían previsto casarse el próximo verano pero debido a la pandemia han decidido posponer el enlace.

El propio Michavila lo explicó recientemente, durante la misa celebrada en Sevilla en memoria del tío de Alejandra, el pintor Manuel Salinas, que falleció el pasado 30 de enero. 

"La boda se ha pospuesto hasta después del verano a causa de la crisis sanitaria", confesó a Hola, tal y como recoge el semanario este miércoles. Los dos se casarán por la Iglesia y tienen dos lugares en mente: el palacio de las Salinas en Sevilla o su finca de Candeleda en Ávila.

Ambos viven juntos en una impresionante casa en la exclusiva zona madrileña de Puerta de Hierro, tal y como contó El Mundo hace unos meses.

Lea también - José María Michavila y Alejandra Salinas se casan: así es la sobrina de Mercedes Milá que ha robado el corazón al exministro

La primera vez que se les vio juntos fue en julio de 2017 cuando se publicaron unas fotos del ex de Genoveva Casanova con la sobrina de Lorenzo y Mercedes Milá, saliendo del Teatro Real. En la celebración del 40 aniversario de la boda de José María Aznar y Ana Botella, aparecieron agarrados del brazo.

Así es Alejandra

La mujer que ha llenado el vacío que dejó Genoveva Casanova en el corazón del ex ministro de Justicia del Partido Popular tiene 43 años y es, como cabía esperar, una aristócrata culta, guapa, distinguida, de muy buena familia y parece que de profundas convicciones religiosas, en consonancia con los gustos de Michavila.

Alejandra fue modelo en su juventud y estudió Administración y Dirección de Empresas. Ha trabajado en empresas como Merrill Lynch o BlackRock (la mayor gestora de capitales del planeta). Ahora ofrece sus servicios en una una ONG, y canta (o cantó) en un coro en la iglesia de San Andrés Apóstol, en La Latina madrileña, donde al parecer conoció al rico abogado por el que ahora bebe los vientos.

A pesar de sus convicciones religiosas, en 2014, Alejandra firmó su divorcio y se fue a vivir con sus dos hijos, fruto de su matrimonio de 12 años con Diego Mora-Figueroa Iturbe, marqués de Saavedra, hijo del ex embajador de España en Londres, Santiago de Mora Figueroa, marqués de Tamarón. Los Mora-Figueroa son la familia promotora de Sotogrande. A la boda de Alejandra incluso asistió el entonces príncipe Felipe, que acudió del brazo de la hermana de la novia.

Para Michavila tampoco será la primera vez que pise el altar. El empresario se quedó viudo en noviembre de 2013, cuando Irene Vázquez, su esposa desde 1993, murió dos semanas después de dar a luz a su quinto hijo por complicaciones tras el parto. Además, del pequeño Juan, que nació entonces, tiene otros cuatro hijos: Irene, Beatriz, Pepe y Ana.

Michavila es un brillante profesional y goza de gran prestigio y de una más que acomodada posición económica: profesor, empresario y abogado, fue diputado del Partido Popular de 1993 a 2009, y miembro del Gobierno de José María Aznar, primero como Secretario de Estado de Relaciones con el Parlamento y después como titular de Justicia. En la actualidad, además de su despacho, es Consejero electo del Consejo de Estado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin