Actualidad

El príncipe saudí Mohamed Bin Salmán, denunciado por Reporteros Sin Fronteras por el asesinato de Jamal Khashoggi

Reporteros sin fronteras (RPS) ha presentado una querella contra Mohamed Bin Salmán, el príncipe heredero y dirigente de facto de Arabia Saudí, por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en 2018.

También por la detención de otros 34 periodistas entre 2012 y 2019, de los cuales 33 todavía están detenidos. Según la investigación de RSF, 22 de ellos fueron sometidos a malos tratos, 15 a tortura y 2 a acoso sexual.

La organización ha presentado la demanda ante la Fiscalía General del Tribunal Federal de Justicia de Alemania. Consideran que este sistema judicial es el mejor preparado por tener jurisdicción sobre crímenes internacionales.

Lea también La mujer de Jamal Khashoggi, periodista asesinado, habla sobre el día de su muerte: "Espérame, no tardaré mucho"

En la nota enviada, explican que los periodistas enviados a Arabia Saudí "son víctimas de ataques generalizados y sistemáticos por motivos políticos en apoyo de una política de Estado destinada a castigarlos o silenciarlos".

De esta forma, señalan que "aquellos responsables de la persecución de periodistas en Arabia Saudí, incluido el asesinato de Jamal Khashoggi, deben ser considerados responsables de sus crímenes". La denuncia va dirigida al príncipe heredero y a otros cuatro altos cargos saudíes.

Lea también - Problemas para el príncipe saudí 'amigo' del rey Juan Carlos: le vinculan con el asesinato de Khashoggi

Hay que recordar que, el pasado viernes, la Oficina de la Directora del Departamento de Inteligencia Nacional de Estados Unidos publicó un informe que señalaba que Bin Salmán aprobó el asesinato de Khashoggi. De ahí la demanda de RSF, que pretenden conseguir una investigación formal para identificar a los responsables y llevarlos a juicio. 

Jamal Khashoggi, columnista del Washington Post, murió asesinado en octubre de 2018 dentro del Consulado de Arabia Saudí en Estambul. El crimen fue llevado a cabo por agentes al servicio del Estado, de los que se especuló que actuaban por orden de Mohamed Bin Salman. Sus restos todavía no han aparecido. El informe de RSF asegura que su cuerpo fue descuartizado con utensilios forenses.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin