Actualidad

El paseador de perros tiroteado de Lady Gaga cuenta su pesadilla desde el hospital: "Una llamada cercana a la muerte"

Ryan Fisher, el paseador de los perros de Lady Gaga, ha tomado la palabra desde el hospital en el que se recupera del asalto sufrido mientras paseaba a las tres mascotas de la cantante. El trabajador sufrió un disparo en el pecho antes de que los delincuentes secuestraran a Koji y Gustav. Asia logró escapar.

Por fortuna, una mujer entregó a los animales sanos y salvos a la artista en una comisaría de Los Ángeles, aunque se desconoce si cobró la recompensa de medio millón que ofrecía la estrella de la música. La Policía no ve sospechas en dicha mujer y ahora centran su búsqueda en dos hombres.

Tras la liberación de los perros, Fisher ha hablado del terrible suceso desde el hospital. Lo describe como "una llamada cercana a la muerte" y comparte su alegría por el rescate de las mascotas: "Tus bebés han vuelto", le dice a Lady Gaga.

Lea también - Lady Gaga: el FBI investiga si el secuestro de sus perros estuvo motivado por su apoyo a Joe Biden

En los post de Instagram, Ryan cuenta cómo sucedieron los disparos y cómo fue el momento del secuestro. "Hace cuatro días, mientras un coche se alejaba a toda velocidad y la sangre me brotaba de una herida de bala, un ángel trotó y se recostó a mi lado. Mis gritos de auxilio se calmaron mientras la miraba, a pesar de que me daba cuenta de que aquella sangre que se acumulaba alrededor de su pequeño cuerpo era la mía", comienza el relato Fischer, refiriéndose a Asia, el bulldog negro de Gaga que logró escapar.

"Acuné a Asia lo mejor que pude, le di las gracias por tantas y tantas increíbles aventuras que habíamos vivido juntos, le pedí perdón por no haber podido defender a sus hermanos y luego me prometí que trataría de salvarles la vida... y también la mía", añade. "Con la esperanza de que mis súplicas, tranquilas pero contundentes dada la urgencia de mis cuidados, así como las descripciones detalladas de los perros, fueran suficientes para ayudarme a obtenerla suficiente atención de la policía y los medios para encontrar a mis chicos, miré de nuevo hacia atrás a mi ángel de la guarda...", explica.

"Y sonreí al ver cómo temblaba, agradeciendo que al menos ella estuviera bien", cuenta Fischer, que finaliza su primera publicación así: "A partir de ese momento, exactamente cuando los vecinos salían de sus casas y de los restaurantes hacia nosotros, tendidos en la acera, la vida ha dado un giro tan repentino como inesperado".

En su segundo post, el paseador de perros agradece el apoyo recibido y se dirige directamente a Lady Gaga, quien ha pagado los 97.000 dólares de su tratamiento: "Tus pequeños han vuelto y la familia está completa... ¡Lo logramos! Me has demostrado muchísimo cariño a lo largo de toda esta crisis, tanto para mí como para mi familia. Pero tu apoyo como amiga, a pesar de que habías perdido de forma tan traumática a tus hijos, fue inquebrantable. Te quiero y gracias", le dice.

"¿Y ahora qué? Todavía necesito curarme, pero ya estoy esperando con ansias el futuro y el momento en que me bombardeen con besos y lamidos (¿y tal vez incluso un poco de pipí de la emoción?) Asia, Koji y Gustav", sentencia.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin