Actualidad

La madre de Iñaki Urdangarin, sobre la nueva etapa de su hijo en Vitoria: "Le cuesta, pero no es quejica"

El pasado viernes Iñaki Urdangarin abandonaba el Centro de Inserción Social de Alcalá de Henares y se trasladaba a Vitoria para cumplir el resto de su condena. Allí disfruta de su familia gracias a la semilibertad que obtuvo a mediados del mes de enero con el tercer grado penitenciario. Su madre, Claire Liebaert, se ha pronunciado al respecto.

Lea tambiénLos compañeros de bufete de Iñaki Urdangarin se pronuncian sobre su incorporación al trabajo

El marido de la infanta Cristina pernoctó este lunes por primera vez en la prisión de Zaballa y, según aseguran diversos testigos, esta mañana ha estado nadando en un polideportivo cercano a la casa de su progenitora.

Mientras esperamos expectantes que el ex duque de Palma empiece en su nuevo trabajo como consultor en un céntrico bufete de abogados de la ciudad alavesa, hemos podido hablar con la madre del exjugador de balonmano, Claire Liebaert, que se confiesa feliz de tener a su hijo por fin cerca.

Perdone que le molestemos ¿qué tal está?

Hombre, estoy bien, estoy contenta por supuesto. Muy bien.

¿Cómo está Iñaki?

Todavía está... le cuesta, le cuesta.

¿Pero esto es una alegría no?

Es una alegría de verdad que sí. Estamos todos muy contentos.

Que el hijo haya vuelto a vivir a casa después de estos años...

Ya... tantos años sí.

¿Se esperaba que fuera esto tan rápido?

No, bueno, tenía que ser tarde o temprano, pero bueno.

¿Cómo se encuentra Iñaki de ánimo?

Le cuesta un poco volver a la normalidad y a la realidad. Le cuesta, pero ya poco a poco.

¿Con ganas de volver a trabajar?

Sí.

Le esperábamos esta mañana en el bufete, pero no ha aparecido.

No sé, ha salido, pero no lo sé.

¿Usted sabe cuándo empezará?

No tengo ni idea, de eso sí que no me meto en nada ni se nada. De verdad que no.

¿Se quedará en su casa los días de permiso no?

Bueno, durante la semana duerme en la cárcel y luego el fin de semana supongo que no. Todavía no ha tocado, no lo sé.

¿Cómo ha pasado esta primera noche?

Creo que bien, no se ha quejado. No es quejica, no es quejica. Bueno dejarme por favor.

¿Con ganas de ver a la infanta y a sus hijos y usted a sus nietos?

Sí, pero de momento con el Covid... Conmigo, además de mayor...

Por lo menos le tiene aquí en casa ya...

Sí, y estoy acompañada y me cuida. Me cuida ¿eh? Me cuida, ¿vale? Pues nada

El ex jugador de balonmano ingresó en el Centro de Inserción Social Melchor Rodríguez García de Alcalá de Henares a comienzos de enero después de dos años y medio en la prisión de Brieva.

Lea también - Iñaki Urdangarin se traslada a Vitoria para continuar con su condena: trabajará en un bufete

Cumplirá lo que le resta de pena en Vitoria, donde reside su madre y alguno de sus hermanos. Aquí se está sometiendo a un programa de delitos económicos, al igual que estaba haciendo en Alcalá de Henares. Con su traslado a su tierra natal también dejó atrás su trabajo en el Hogar Don Orione de Pozuelo de Alarcón.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin