Actualidad

Quique San Francisco: de su adicción a las drogas a su romance con Rosario Flores, pasando por su detención en Nepal

Quique San Francisco ha muerto este lunes a los 65 años  después casi dos meses ingresado en el hospital Clínico San Carlos de Madrid por una neumonía bilateral severa, agravada en las últimas horas por una bajada de defensas.

Su salud se vio mermada a lo largo de los años por sus adicciones a la heroína y a la cocaína, especialmente en los años 80. En 2002 también sufrió un accidente de moto que lo tuvo inmovilizado durante más de un año y por el que tuvo que utilizar silla de ruedas hasta recuperarse.  

Hace tan solo una semana, envió un mensaje alentador desde el hospital: "Estoy desesperado por salir de aquí", aseguró a través de Hola. "Todavía no puedo andar y el respirador está siempre a mano", explicó el actor, que finalmente no ha podido salir con vida del centro.

En los últimos tiempos, Quique se colaba con frecuencia en las tendencias de las redes sociales por hablar abiertamente de su ideología política: "Estoy de acuerdo con muchísimas cosas de Vox", aseguró en abril de 2020 tras estallar la pandemia del Covid-19.

También opinó de la gestión del coronavirus en las redes y los programas de televisión, recibiendo tanto críticas como aplausos por ello. A Fran Rivera le expresó su indignación en Antena 3: "Ahora resulta que somos fachas". 

En marzo de 2020, el madrileño confesó estar prácticamente arruinado. Alegó que había sido estafado por varios promotores y agentes de su profesión. Desveló también que vivía en un hotel barato en las afueras de Madrid. "Me fui yo antes de que me la quitaran", confesó en Sábado Deluxe.

Él mismo habló en repetidas ocasiones su adicción a la cocaína y la heroína en la década de los 80. Su problema con las drogas hizo que se truncara su relación con Rosario Flores.

"Ella empezó con una persona (él) y terminó con otra (la droga). Por eso un día le dije que tenía que dejarme porque yo ya no era un hombre, era un piltrafa", recordó en el programa de Bertín Osborne en 2018. No obstante, continuaron teniendo una relación de amistad: "La quiero mucho y la veo todos los fin de año", añadió después.

Entre otras curiosidades de su alocada vida, hay que recordar el episodio por el que fue detenido y encarcelado en Nepal. "Me puse a comer en una plaza. Nepal está lleno de monos y uno de ellos me tiró los espaguetis. Le metí una hostia demoledora, como acto reflejo. El mono se cayó y me detuvieron. Estuve en la cárcel y con grilletes en la celda. Se me olvidó que era un animal sagrado allí", explicó en La Sexta Noche a comienzos de 2020.

En este programa también confesó que lo han detenido en varios países y por diferentes motivos, pero sobre todo en España. Además, contó una divertida anécdota que vivió con el rey Felipe VI, cuando por entonces era príncipe: "Es muy majo el tío. Nos lo presentaron y nos pagó una ronda. Fue muy simpático y es altísimo, como un jugador de la NBA". En este encuentro también estuvo presente su gran amigo, Antonio Flores.

En cuanto a su infancia, no conoció la identidad de su padre hasta la adolescencia. Su madre, Queta Ariel, le ocultó que era hijo del también actor Vicente Haro. Hizo la mili en Canarias en el cuerpo de fusileros y estudió Arte Dramático en el Actor's Studio de Nueva York.

A finales de este año, Enrique protagonizó el anuncio de Campofrío interpretando, curiosamente, a la muerte. En el mantenía una conversación simbólica con el comentarista deportivo Michael Robinson, que perdió la vida el pasado mes de abril tras luchar contra el cáncer. Ahora, el mundo del cine y de la televisión se despide de él. DEP.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin