Actualidad

Cristina Pedroche, superada por la situación: "Estoy triste y depresiva porque esto es una mierda"

Tan solo unos días después de jugar al despiste con Dabiz Muñoz (hicieron creer que estaban esperando a un pequeño "Dabizito"), Cristina Pedroche ha roto de nuevo los tabús de la regla, ha reivindicado su libertad a la hora de vestirse como le apetezca y se ha sincerado sobre el complicado momento anímico en el que se encuentra.

Lea también - Cristina Pedroche, ¿embarazada?: su novio asegura que va a ser papá de un "Dabizillo"

La colaboradora es embajadora de una conocida firma especializada en copas menstruales y bolas chinas. Desde hace años, en Instagram reivindica el uso de la copa menstrual e insiste en la importancia de hablar de la regla con naturalidad para derribar estigmas.

"Cuando me bajaba la regla en el instituto, una compañera me daba un támpax como si fuera droga. Yo he sido muy guerrera y cuando me daba cuenta de que yo misma estaba escondiéndolo, iba con mi tampón en la mano para que lo viera todo el mundo", ha confesado en El Mundo.

Sobre la copa, ha explicado que ya la domina con una gran maestría: "Soy muy buena alumna en prácticamente todo. Soy muy organizadora. Como con la copa menstrual. Quiero que me salga bien. Pues me la saco y me la meto 100 veces hasta que digo: 'Ahora lo acabo de entender'". 

A las bolas chinas también les saca el mejor partido: "Las bolas chinas suenan como porno, pero no tienen nada que ver. Yo tengo muchísima conciencia de mi suelo pélvico. Ahora estoy hablando contigo y lo tengo apretado. Y si quiero lo relajo", ha manifestado en el mismo diario. 

En los últimos años, ha recibido muchas críticas por la forma en la que viste, especialmente durante las Campanadas de Fin de Año en las que luce transparencias de infarto y vestidos rompedores: "Yo amo a mi cuerpo. Es el que tengo, el que cuido, el que mimo. No me escondo. Lo trabajo muchísimo por dentro y por fuera. Estoy mejor que nunca. Yo me veo divina. He enseñado celulitis y estrías. Nadie me obliga a ponerme una ropa u otra. Yo decido".

Eso sí, echaría la vista atrás para decirle unas cuantas cosas a la Cristina del pasado: "Siento la tiranía de querer ser mejor mujer cada día. Echo la vista atrás, leo entrevistas y pienso: "¡Qué niña!". No digo qué tonta, pero un poco. Me gustaría volver a hace 11 años y coger a la Pedroche de antes y decirle: "Vamos a hablar tú y yo. Te vas a leer este libro y no hables sobre temas que no sepas". Ahora, si no sé de algo, no opino".  

Lea tambiénLa radical decisión de Cristina Pedroche tras recibir graves insultos en las redes sociales

En este sentido, intenta evitar que le afecten las críticas pero no siempre lo consigue: "No soy de piedra. Yo llevo una mochila con muchísimas críticas cada día. Hay un día que estallo, me afecta todo, me planteo que tienen razón y pienso cosas horribles".

Por otro lado, asegura que no se arrepiente de la foto desnuda que subió en pleno temporal Filomena: "Para mí era una foto artística y punto. Yo no buscaba abrir una polémica de si la mujer lo hace, todos los comentarios son "guarra"... Y si lo hace un hombre son "¡qué divertido eres!". Pensé que sería superbonito meditar nevando en el jardín. La foto me la hice yo con un trípode del modo más cutre".

Sobre cómo se encuentra actualmente debido a la complicada situación que estamos atravesando por la pandemia, ha sentenciado: "De todo se sale. Es una mierda. Yo estoy triste y depresiva porque esto es una mierda. Pero lo importante es la actitud".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin